El duro impacto psicológico que espera tras el confinamiento : "Los problemas de salud mental van a crecer bastante"

[MISSING]binding.image.description
¿Hay vida después de la muerte? Esa es la gran pregunta, pero para los que se quedan en este mundo. A corto plazo, está claro que será distinta. Muchos sufrirán al principio fobia a salir a la calle. Insomnio, ansiedad, depresión. Tendencia a buscar chivos expiatorios.

Decía el histórico psicólogo polaco Solomon Asch que "la mayoría de actos sociales deben ser entendidos en su contexto, ya que pierden significado si son aislados". Esta frase es aplicable a la situación actual. La crisis que el coronavirus ha provocado a todos los niveles tiene un gran impacto en la población, que mientras desconoce que va a pasar con su futuro laboral y familiar, observa a diario como siguen muriendo alrededor de 400 personas en España.

Este difícil contexto, tiene sin duda un impacto en la salud mental de los ciudadanos. En primer lugar, por lo inesperado que ha sido. Prácticamente nadie se imaginaba en el mes de febrero, que en marzo se fuese a declarar un estado de alarma que tuviera a la población confinada en su casa, durante al menos, ocho semanas. Y segundo, por lo desconocido que resulta este fenómeno. Estar tanto tiempo encerrados es una experiencia nueva para la gran mayoría y puede generar diversos conflictos. A esto se le debe sumar la influencia anímica que tiene en las personas las cifras de fallecidos, que por suerte vemos como poco a poco se va reduciendo. 

Sin embargo, los psicólogos profesionales se encuentran haciendo una labor de gran ayuda en esta crisis. Desde algunos colegios como los de Andalucía Oriental y Occidental, han puesto en marcha una línea telefónica de atención psicológica gratuita dirigida a profesionales sanitarios. Otros como el de Álava, atienden llamadas de aquellas personas anónimas que lo necesiten. En cualquier caso, están arrimando el hombro y se plantean como claves en la evolución de la crisis del coronavirus.

Los expertos de la salud mental, creen que va a haber un repunte de pacientes con problemas de este tipo. Manuel Mariano Vera, psicólogo y secretario general del Consejo General de Psicología de España, afirma a 20Minutos: "Cuando se produzca la desescalada vamos a encontrar problemas en dos aspectos: los provocados directamente por el confinamiento y los que estaban antes, que ahora vuelven a aparecer con más fuerza. Por tanto, los problemas de salud mental van a acrecentarse bastante". 

Por otro lado, Nelida Haedo, doctora en psicología y docente en la Universidad Autónoma de Madrid, señala un aspecto cultural de nuestro país que juega un papel importante en la salud mental, la gestión del malestar durante la desescalada: "Nosotros no tenemos cultura de reflexionar sobre la adversidad, se vive como si fuera un enemigo a batir. Pero, desde otra mirada, se puede gestionar esta situación como una posibilidad para evolucionar. Esto es clave para no generar un retroceso que derive en un revanchismo de "ahora voy salir hasta cuando quiera", porque entonces entraremos en una situación de riesgo de involución mental". 

La importancia de vivir el duelo tras la pérdida de un ser querido

Por desgracia, son muchos los que han perdido a algún familiar o conocido durante este confinamiento. En ellos se debe hacer especial hincapié porque son más vulnerables mentalmente. Javier de las Rozas, psicólogo clínico y miembro de la Junta del Colegio Oficial de Psicólogos de Álava, cuenta: "Hay muchas personas que ahora empiezan a sentir esa falta de haber hecho una despedida más tradicional. Y, a pesar de que les invitamos a hacer otro tipo de homenaje, a veces les afecta en especial y van a tener que elaborar un proceso mental hasta que se mejore". 

Además, Vera coincide con el análisis, y destaca: "Todos los que han padecido la pérdida de uno o más seres queridos son claramente los más vulnerables. Eso tiene una repercusión profunda porque en nuestros genes está el poder hacer un ritual de despedida para estas personas". 

Síntomas que más se van a repetir

Los expertos señalan varios comportamientos que van a ser comunes en la población a medida que se produce la desescalada. "El síntoma más común es el de trastorno de ansiedad, la sensación de "estoy bloqueado y no se qué hacer" o "me pongo a hacer de todo y se me acaba". Ambos son dos extremos que implican alejarse de uno mismo", señala Haedo. 

Para de las Rozas, la ansiedad será también un síntoma que veremos: "Los trastornos obsesivo-compulsivos son al final un trastorno de ansiedad y seguramente haya un ligero incremento. También estamos viendo un aumento de una desconfianza obsesiva, provocada por el distanciamiento social."

Por último, el psicólogo del Consejo General de Psicología indica: "Los síntomas más generalizados serán la ansiedad o un miedo natural a contraer la enfermedad, que se traduce en una conducta de evitación a salir a la calle o de enfrentarse a algo que no podemos ver, como es el virus". 

Diversos sectores de población afectada

Una de las preguntas más importantes es la de a quién le afectará más este tipo de trastornos. En primer lugar, los sanitarios serán una parte de la población muy afectada. Llevan mucho tiempo en primera línea y han podido quedar afectados por la cantidad de pacientes que han fallecido, así como de compañeros. Además, de las Rozas señala que puede haber otro factor que haga que les perjudique especialmente, y es el de un miedo que puede haber hacia ellos: "los sanitarios han tenido mucha presión e incluso ahora cuando salgan es posible que haya un rechazo o miedo hacia ellos, lo cual les puede afectar".

Asimismo, otro sector implicado será el de las personas con problemas de salud mental. "Los niños son fuertes psicológicamente y tienen una capacidad de adaptación extraordinaria, pero los adultos de edad avanzada junto con las personas que padecen o han padecido problemas mentales serán los más afectados", concluye Vera.

Por último, para Haedo todo dependerá "del trabajo subjetivo hecho antes, durante y después" del confinamiento, sin importar la edad. Para ello señala que la educación es importante y "tiene mucho que trabajar", pero continúa: "El trabajo con tu propia interioridad es clave, debemos salir de la superficialidad y comenzar a trabajar en la subjetividad desde el interior y desde la educación, porque nos ayudará a superar esta etapa".  

Mostrar comentarios

Códigos Descuento