Sánchez seguirá las seis medidas de la OMS para aplicar el desconfinamiento

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su intervención en la sesión de control.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su intervención en la sesión de control.
EP

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha comparecido este miércoles ante el Congreso de los Diputados para pedir una tercera prórroga del estado de alarma que decreta el confinamiento de la población para frenar la expansión del coronavirus. Para iniciar la fase de levantamiento de restricciones a la movilidad, el presidente ha insistido en que el Gobierno va a ser "extremadamente cauteloso y prudente" y ha recordado que España se va a guiar por las pautas establecdas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), así como por el consejo de los científicos.

El jefe del Ejecutivo ha declarado que España se encuentra en un "escenario de futuro prudentemente optimista". Ha reconocido que la ciudadanía "ha resistido el confinamiento, España entera se ha reinventado y ha aprendido a vivir en el encierro y en la espera. Podemos empezar a diseñar el próximo escenario de la desescalada". 

Para ello, ha considerado "imprescindible" prorrogar de nuevo el estado de alarma "porque tenemos que ser extremadamente cautelosos en esta fase". Sánchez ha sido claro al afirmar que el país se encuentra "en una situación de extrema gravedad" y que por tanto "el optimismo debe ir acompañado de la prudencia". 

Por eso, ha mantenido que España va a seguir las seis pautas marcadas por la OMS para que un país pueda salir del confinamiento, para a continuación enumerarlas. 

"La transmisión tendrá que estar controlada y las personas infectadas identificadas; el sistema de salud deberá está preparado para detectar nuevos casos y realizarles un seguimiento -hemos realizado ya un millón de PCR y hemos suministrado dos millones de test rápidos a las autonomías-; en tercer lugar deberemos tener bajo control total los lugares con mayor riesgo de contagio y máxima vulnerabilidad", ha expuesto Sánchez en el Congreso.

"Tenemos que seguir trabajando por contener la propagación del virus, a la vez que nos preparamos para adentrarnos en una nueva normalidad"

En cuarto lugar, ha continuado, "deberá implantarse un sistema de control de personas procedentes de otras zonas para evitar nuevos contagios -ya lo estamos haciendo, a nivel nacional, europeo e internacional y lo vamos a seguir haciendo-; en quinto lugar, dice la OMS, deberemos establecer estrictas medidas preventivas en centros de trabajo y educativos; y en sexto lugar, toda la población deberá estar comprometida con las reglas de distanciamiento social y de higiene. Esto creo que lo estamos haciendo permanentemente y el compromiso de los ciudadanos está siendo ejemplar".

Dicho esto, Sánchez ha advertido que "el desconfinamiento general no se planteará hasta que no estemos preparados para ello" para evitar pasos hacia atrás. En ese sentido, "habrá avances y retrocesos en función de la evolución del virus".

Esfuerzos económicos que "apenas han comenzado"

Asimismo, Pedro Sánchez ha advertido este miércoles ante el pleno del Congreso de que los sacrificios personales, sociales y económicos por la pandemia del Covid-19 y sus efectos "apenas han comenzado" porque la crisis no se acabará "mientras la ciencia no encuentre una vacuna". 

"Estamos llevando a cabo un extraordinario esfuerzo personal, sociales y económicos que apenas han comenzado. La crisis provocada por la Covid-19 no se acabará del todo hasta que la ciencia no encuentre una vacuna. Mientras tanto, todos los Gobiernos tenemos que seguir trabajando por contener la propagación del virus, a la vez que nos preparamos para adentrarnos en una nueva normalidad", ha expuesto el presidente, que ha recalcado que "no podemos bajar la guardia, aunque nuestro sistema de salud esté empezando a descongestionarse y el material esté llegando".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento