Las seis pautas que marca la OMS para que España pueda pasar a la fase de desescalada

Una enfermera realiza a personal sanitario y sociosanitario el test rápido para detectar aquellos casos posibles activos de Covid-19.
Una enfermera realiza a personal sanitario y sociosanitario el test rápido para detectar aquellos casos posibles activos de Covid-19.
Jesús Diges / EFE

España deberá cumplir con las seis pautas marcadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para poder poner en marcha el plan de desescalada, la "nueva normalidad", como ha definido el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. 

"Hemos dejado atrás los momentos más extremos y hemos contenido la embestida brutal de la epidemia, con sacrificio, resistencia y con moral de victoria, como hemos venido diciendo estas semanas", indicó este sábado Sánchez en rueda de prensa.

Pero estos logros, puntualizó, "son insuficientes y son sobre todo frágiles" por lo que no se pueden "poner en riesgo con decisiones precipitadas": "Tenemos que lograr mayores avances antes de entrar en la segunda fase y levantar el confinamiento general y comenzar la desescalada, la transición hacia esa nueva normalidad", ha matizado.

En este sentido, Sánchez enumeró las seis pautas que la Organización Mundial de la Salud dice que hay que cumplir para llegar a la "nueva normalidad".

En primer lugar, en relación con la transmisión, tendrán que estar "controlados e identificados los afectados". "Caminamos en la dirección adecuada para lograrlo", indicó Sánchez.

A esta primera medida le sigue la obligación de que el sistema de salud esté "en condiciones de detectar con tests cada caso de infección" para que cada nuevo infectado pueda que "ser aislado" y se pueda advertir a las personas a las que pudiera haber contagiado.

"Hemos realizado casi un millón de test PCR, y hemos suministrado dos millones de test rápidos a las comunidades autónomas para desarrollarlos en aquellos lugares donde pueda haber un potencial contagio, como hospitales o residencias de mayores. Hemos duplicado los tests diarios, de 20.000 a 40.000 diarios para alcanzar este objetivo de la OMS", informó.

También, según la OMS, España deberá "tener bajo control" los lugares con un mayor riesgo de infección y máxima vulnerabilidad (hospitales, residencias...).

En cuarto lugar, según ha ido enumerando Sánchez, se deberá implantar un sistema de control de personas procedentes de otras zonas para evitar nuevos contagios importados; y la quinta pauta se refiere al deber de España de "establecer estrictas medidas preventivas en centros de trabajo y en lugares formativos como los centros educativos".

Una tarea que Sánchez ha dicho que el gobierno hará "de la mano" de los agentes sociales y con las comunidades autónomas, en lo referente a los centros educativos.

Por último, la población española "finalmente" deberá disponer de una "información completa", así como tendrá que estar "comprometida" con las reglas de higiene y la distancia social.

"Esto ya lo hacemos y es el compromiso de la sociedad española, que está siendo ejemplar. No tengo duda de que vamos a conseguir los objetivos marcados y vamos a seguir cumpliendo con esa disciplina social. Hoy por hoy estamos en la senda del cumplimiento de estas obligaciones, y no es posible levantar las medidas y pasar a la fase dos de desescalada", concluyó Sanchez al respecto.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento