Los investigadores del CSIC descubren que las bacterias 'vibran' (y podría también detectarse así el coronavirus)

Foto de microscopio electrónico del coronavirus Covid-19

Foto de microscopio electrónico del coronavirus Covid-19


18/3/2020
Foto de microscopio electrónico del coronavirus Covid-19
SCRIPPS RESEARCH INSTITUTE

Investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) han medido por primera vez la frecuencia de resonancia de una bacteria. Esta resonancia aporta información sobre sus características, lo que permite su identificación. 

Este estudio, publicado en 'Nature Nanotechnology', podría desembocar en nuevos dispositivos que detecten "de forma universal, a gran escala y con alta sensibilidad, la presencia de cualquier virus o bacteria en una muestra", según informa el propio CSIC.

Gracias a dispositivos optomecánicos (que miden luz y movimiento), han podido ver cómo las bacterias vibran cientos de millones de veces por segundo. Esto ha permitido que el equipo co-liderado por Javier Tamayo de Miguel y Eduardo Gil descubra que las bacterias vibran a frecuencias características, saber a qué frecuencia lo hacen y saberlo al nivel de una sola partícula.

Según cuenta Eduardo Gil, estos nanodispositivos optomecánicos permiten "medir desplazamientos inferiores al tamaño de un átomo". "Esta precisión se consigue gracias a la capacidad de estos dispostivos de almacenar la luz y acoplar los fotones a sus modos mecánicos (fonones)", destaca.

Podría derivar en un test universal para detectar virus y bacterias

Los test de detección de microorganismos, como los usados para detectar el coronavirus, se basan en la genética de esos microorganismos para encontrarlos. El problema es que estos test están tan solo diseñados para detectar un tipo de microorganismo.

Sin embargo, esta tecnología de nanodispositivos optomecánicos se basa en las propiedades biofísicas de los microorganismos como la vibración para detectarlos. Estos dispositivos serían universales, por lo que podrían detectar cualquier virus o bacteria midiendo su frecuencia de resonancia de vibración identificando su forma, tamaño o rigidez, "que son como las señas de identidad da cada microorganismo", apunta el CSIC.

Refiriéndose a los test rápidos y PCR popularizados en la pandemia de coronavirus, Tamayo señala que "el test idóneo tendría que ser universal, capaz de detectar e identificar cualquier virus presente en una muestra". Indica también que la alternativa ideal para los métodos genéticos son estos métodos biofísicos.

Desde hace tres años, el equipo de Javier Tamayo colabora con el Hospital La Paz y el Hospital Doce de Octubre, de Madrid, y con varios grupos de Francia, Holanda, Alemania y Grecia en el proyecto VIRUSCAN. Este proyecto busca encontrar un detector universal de virus y bacterias, y este ha sido el primer paso de un desarrollo que durará años. El primer prototipo estará listo para finales de 2021.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento