El Gobierno recorta aún más la oferta de transporte e insiste en que España ya está paralizada

  • Renfe solo ofrecerá el 30% de los billetes para larga distancia y alta velocidad, y los cercanías reducirán su frecuencia a entre el 50% y el 80% de la habitual.
  • AENA cerrará terminales en los aeropuertos de Madrid, Barcelona o Palma.
  • Ábalos dice que "muy probablemente" la semana que viene se aprueben medidas para aliviar a los inquilinos con dificultades.
El ministro de Transportes, José Luis Ábalos, en rueda de prensa este domingo en Moncloa.
El ministro de Transportes, José Luis Ábalos.
EFE

El ministro de Transportes, José Luis Ábalos, anunció este lunes que el Gobierno va a recortar aún más la oferta de trenes de larga distancia y alta velocidad, así como de cercanías, y reorganizará la actividad en los principales aeropuertos para poder cerrar varias terminales. "El confinamiento ya es un hecho", y con las medidas ya adoptadas y las nuevas el Ejecutivo considera suficientes las restricciones, pese a que algunas comunidades piden endurecerlas, sostuvo Ábalos.

En términos cuantitativos, la oferta de cercanías es la que más se reduce. Hasta ahora, los trenes mantenían una frecuencia de paso del 100% con respecto a los días normales. Pero ahora pasarán a ofertarse solo el 50% de los trayectos, en las horas valle, y el 80% en el caso de las horas punta, dos franjas que, según Ábalos, podrán flexibilizarse para adaptarse a las diferentes realidades de cada provincia de España.

En el caso de los trenes de alta velocidad y larga distancia, cuyo uso ha caído nada menos que un 95%, según Ábalos, el recorte es menor tan solo porque ya se redujo notablemente la semana pasada. Renfe, que la última semana ya solo ha ofrecido un 50% de sus billetes de este tipo de trayectos, pasará a ofertar tan solo un 30% de los que pone a la venta de manera habitual.

Igualmente, y para hacer frente a la abrupta caída en el número de viajeros en avión (hasta un 82% de reducción, señaló Ábalos), AENA tiene previsto reunirse mañana para adoptar una "reorganización" en sus principales aeropuertos. Básicamente, la idea es cerrar terminales en Madrid, Barcelona o Palma. En el caso del aeropuerto de Barajas, el más grande de España, la actividad de la T2 y la T3 se concentrarán en primera instancia en la T1, y posteriormente esta también se cerrará y se comenzará a operar tan solo en la T4.

Los comercios situados en las terminales que se cierren no podrán, lógicamente, abrir. Y, para paliar parte de sus pérdidas durante la emergencia, Ábalos anunció que AENA dejará de cobrarles el alquiler mientras dure la crisis, una medida que también pondrá en marcha Adif con los comercios de las estaciones de ferrocarril que gestiona en toda la red española.

Dicha iniciativa va en la línea de las que el Gobierno está estudiando para beneficiar a familias y negocios que hayan visto reducidos bruscamente sus ingresos por la crisis del coronavirus. El Ejecutivo se plantea poner en marcha una suspensión del pago de los alquileres en determinados supuestos, y Ábalos reconoció este lunes que su ministerio ha hecho "una propuesta" en esta línea, aunque señaló que la medida no se podrá adoptar en el Consejo de Ministros de este martes. "Pero muy probablemente irá al de la semana que viene", apuntó.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento