¿Qué es el espacio Schengen y en qué circunstancias pueden cerrarse las fronteras interiores de la UE?

Puesto fronterizo hispanoluso de Fuentes de Oñoro (Salamanca) y Vilar Formoso.
Puesto fronterizo hispanoluso de Fuentes de Oñoro (Salamanca) y Vilar Formoso.
EFE

España cierra a partir de la próxima medianoche las fronteras terrestres y reactiva los puestos fronterizos. Solo podrán entrar los ciudadanos españoles, residentes, trabajadores transfronterizos, transportes de mercancías y personas que justifiquen documentalmente una situación de necesidad. El ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha anunciado la suspensión del espacio Schengen en España.

El llamado espacio Schengen es la zona europea en la que se garantiza uno de los pilares de la Unión Europea, la libre circulación de personas. Su nombre viene de la ciudad luxemburguesa en la que se firmó, en 1985, el acuerdo que lo hizo posible.

No se debe confundir Schengen con la Unión Europea. Casi todos los miembros de la UE forman parte del espacio Schengen, menos Irlanda, Bulgaria, Rumanía y Chipre. Y hay otros países que no forman parte de la Unión pero son parte del acuerdo: Noruega, Islandia, Suiza y Liechtenstein.

Por virtud de este acuerdo, se abolieron las llamadas fronteras internas de la UE, esto es, los pasos fronterizos entre los paises miembros. Desde su entrada en vigor, estos puestos son solo una caseta solitaria en la carretera cuando los españoles cruzan hacia Portugal o Francia.

Causas previstas o de emergencia

Pero no siempre. La legislación de la UE, establece que los países miembros conservan la potestad de suspender este acuerdo temporalmente en cualquier momento, como España lo ha hecho este lunes. Se puede hacer en casos previsibles o situaciones de emergencia. 

Los casos previsibles son para acontecimientos deportivos o conferencias políticas de ato nivel, que hacen recomendable controlar los accesos al país. Es una restricción que se hace de forma usual en España y otros países europeos en el caso de finales de fútbol. En España, la última vez que se aplicó esta suspensión fue entre el 27 de noviembre y el 12 de diciembre pasados, con motivo de la celebración de la Cumbre del Clima.

En estos casos, el país europeo debe avisar a la Comisión con al menos un mes de anticipación y puede suspender la libre circulñación por un plazo máximo de seis meses.

Sin embargo, la legislación también prevé que se haga por causas imprevistas, para evitar una amenaza. En este caso, las fronteras interiores pueden estar cerradas durante diez días, sin necesidad de previo aviso, y puede extenderse hasta dos meses.

Esta prerrogativa es potestad de los Estados miembros, y si bien se puede hacer de forma unilateral y sin previo aviso (como ha hecho Alemania este fin de semana) lo normal es que se tome por acuerdo europeo. 

Este lunes Marlaska ha avanzado que el cierre de fronteras se ha tomado en el marco de una reunión de ministros de Interior europeos, y aunque se les comunicará oficialmente más tarde, los socios ya lo saben de forma oficiosa.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento