España es uno de los países más seguros de la OCDE y con más esperanza de vida, pero suspende en desigualdad

Gente, persona, personas, paseando, paseo, familia, familias, compras, fin de semana, catalanes, turistas, turismo, calle, calles
Gente paseando por la calle.
EUROPA PRESS - Archivo

España es uno de los países con menor tasa de homicidios de la OCDE y tiene una de las esperanzas de vida más elevadas, pero presenta fuertes desigualdades de renta, un elevado nivel de pobreza y una baja proporción de la población adulta empleada.

Así se desprende del informe bienal de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) que analiza los indicadores de bienestar de cada país miembro. En el caso español, un 16% de la población se encuentra en situación de pobreza, ya que su renta se sitúa por debajo del 50% de la mediana del país, lo que supone cuatro puntos más que la media en el resto de países, que se sitúa en el 12%. En uno de cada tres hogares con menos recursos -29%- los gastos en la vivienda superan el 40% de los ingresos que entran.

A esas cifras se suma otro 33%, una de cada tres personas, que correría el riesgo de caer en la pobreza si tuviera que renunciar a sus ingresos durante tres meses. 

También las cifras de desigualdad son más elevadas. Según dicho informe, los ingresos del 20% de la población española más favorecida son 6,5 veces superiores a los del 20% menos privilegiada, lo que contrasta con el conjunto de la organización, donde la tasa es de 5,4 veces.

Una de las primeras explicaciones de esa fractura hay que buscarla en la baja tasa de empleo, ya que únicamente el 69,5% de los adultos de entre 25 y 64 años tienen un empleo, frente al 76,5% de media.

En términos globales, los ingresos medios de las familias en España eran en 2017 (último año con datos comparables) de 24.713 dólares, comparados con los 28.000 en la OCDE, y con los 47.500 de Estados Unidos, destacado en primera posición.

La esperanza de vida, el mejor indicador de España

En el lado positivo, en España el número de homicidios por cada 100.000 habitantes es de 0,6, cuatro veces menos que en el conjunto del "club de los países desarrollados".

Esa tasa es todavía más baja en unos pocos países como Japón o Reino Unido, con 0,2, pero se encuentra a años luz de los 21,3 asesinatos anuales por cada 100.000 habitantes que México y todavía más de los 24,3 de Colombia.

El indicador de bienestar en el que España se encuentra relativamente mejor situada es el de la esperanza de vida, con 83,4 años, que solo superan Suecia (83,6) y Japón (84,2).

Desde lo más profundo de la crisis en 2010 la esperanza de vida en la OCDE se ha incrementado en 14 meses hasta 80,5 años de media (con un techo de 84,2 en Japón y un suelo de 74,6 en Colombia), y ha subido en los 35 países del estudio.

En cifras generales, la tasa de homicidios se ha reducido en un tercio desde 2010, así como la mortalidad en carretera. las personas se sienten más seguras y dicen estar más satisfechas de su existencia.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento