La nueva ley de Educación permitirá obtener el título de Bachillerato con una asignatura suspendida

  • Penalizará a los centros concertados que segreguen y Podemos pedirá eliminar los conciertos si separan niños y niñas.
  • Celaá presenta una ley que buscará la "excelencia" y la igualdad de oportunidades para todos los alumnos.
  • El Gobierno "emplaza" para más adelante las prácticas "tuteladas" para profesores o generalizar la educación de 0 a 3. 
  • Religión será optativa sin materia "espejo" para quienes no la elijan e introduce la asignatura 'Educación en valores'.
  • Eliminará definitivamente la reválida en ESO y las 'pruebas de diagnóstico' no podrán servir para clasificar a los centros.
Una profesora da clases a alumnos de Primaria en un colegio de Córdoba
Una profesora da clases a alumnos de Primaria en un colegio de Córdoba
EUROPA PRESS - Archivo

La sustitución de la LOMCE por una nueva ley de Educación -que ha recibido el nombre de LOMLOE- ha echado a andar este martes con la aprobación por parte del Consejo de Ministros de un proyecto de ley con el que el Gobierno quiere revertir la normativa vigente que aprobó el PP en 2013 por otra que "tendrá un gran impacto transformador", según ha anunciado la ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá. Lo tendrá, ha dicho, porque buscará la "equidad" y la igualdade oportunidades para que "nadie quede atrás". También se basará en la "excelencia y en la optimización de resultados", a pesar de que la nueva ley introduce una rebaja del nivel de exigencia. Deja la puerta abierta a que en casos extraordinarios un alumno obtenga el título de Bachillerato sin haber aprobado todas las asignaturas de los dos cursos de Secundaria.

El proyecto de ley prevé la posibilidad de que "excepcionalmente y cuando el claustro valore que se han obtenido los objetivos del ciclo" el alumno obtenga el título "por compensación", aunque haya una asignatura suspendida. 

Tras la luz verde en el Consejo de Ministros, el texto pasará ahora al Congreso, donde podrá ser enmendado por los grupos, en un trámite en el que se esperan muchas peticiones de cambio y no pocas polémicas, en muchos casos con el foco puesto en el papel que deben tener en el sistema educativo los centros concertados.

Centros concertados

Celaa ha afirmado en repetidas ocasiones que su ley no busca acabar con la educación concertada e incluso ha llegado a decir que tiene a una parte de este sector de su parte. No lo están muchos centros religiosos que ven una amenaza en la fijación de la religión como una asignatura optativa -que no contará para la nota final- y en los requisitos de admisión y de la organización de la enseñanza.

En este sentido, la ministra ha incidido este martes en que la nueva ley no dejará lugar a la "segregación" para que la educación actúe como "ascensor social". 

"Hay que avanzar eliminando la segregación; esto es clave, es una cuestión muy, muy importante", ha dicho Celaá, en alusión a factores que los partidos de la derecha consideran una manera de limitar la "libertad" de los padres a elegir la educación de sus hijos. En el otro extremo, se queda corta para Unidas Podemos, que ya ha anunciado enmiendas en el proceso parlamentario.

Por una parte en relación con los centros concertados, la nueva ley eliminará criterios "discriminatorios" que el Gobierno identifica en la LOMCE en el proceso de admisión, como que un alumno tenga puntos porque sus padres también hubieran estudiado en un determinado centro.

"Hay que avanzar eliminando la segregación; esto es clave, es una cuestión muy, muy importante".
​Isabel Celaá, ministra de Educación.

La nueva norma no prohibirá la segregación por sexos, pero reconocerá una "atención preferente" a los colegios -concertados- que no la practiquen y entre los centros que aspiren a un concierto o a mantenerlo, "priorizará" a los que no separen a niños y niñas.

Los centros concertados que aún así quieran mantener la separación de alumnos y alumnas "por su género o su orientación sexual", deberán "necesariamente incluir y justificar en su proyecto educativo las medidas que desarrollan para favorecer y formar en igualdad en todas las etapas educativas". Por parte del PP, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, no ha tardado en reaccionar para apuntar que el proyecto de ley aprobado este martes es "institucional" y que si se aprueba en esos términos presentarán un recurso ante el Tribunal Constitucional. En concreto, a la presidenta le parece que es "un ataque directo a la [educación] concertada", que ella ha asegurado que defenderá en la Comunidad de Madrid, así como hará de la educación pública y la privada.

"Es un ataque directo a la educación concertada"
​Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid

Justo el día en el que han arreciado las tensiones en la coalición por el anteproyecto de ley de libertades sexuales, Unidas Podemos también ha mostrado su disconformidad con una ley que, en su opinión, se queda corta por lo que respecta a la concertada y la segregación. Su portavoz en el Congreso, Pablo Echenique, ha anunciado que su grupo la enmendará para que, como dice el acuerdo de coalición, "no destinar dinero público a conciertos con centros que segreguen por sexos".

"Hay un punto que habla de no destinar dinero público a conciertos con centros que segreguen por sexos". 
Pablo Echenique, portavoz de Unidas Podemos en el Congreso

Valores cívicos y práctica sobre memoria

Sobre la asignatura de Religión, no contará en la nota media y será verdaderamente optativa, sin una materia espejo que deban cursar los alumnos que no la elijan. Además, la nueva ley introduce en Primaria y ESO la asignatura de Educación en valores cívicos y éticos. 

Los itinerarios, además, pondrán una especial atención a la prevención de la violencia de género y a fomentar la igualdad entre hombres y mujeres. 

Además la nueva ley pretende "modernizar" el curriculum de las enseñanzas para incidir más en lo que "se sabe hacer" que en conocimientos "eciclopédicos" y más centrados en la memoria.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que ha aprobado el proyecto de ley, Celáa ha explicado que el "destinatario es el alumnado". "Sea el talento que sea con el que se entra al centro, el valor que pone el centro educativo es el diferencial entre el talento que entra y sale", ha dicho.

Prácticas tuteladas para profesores

Así lo ha dicho la ministra, semanas después de una comparecencia en el Congreso en la que anunció dos elementos que suponen ir más allá de que ha aprobado este martes el Gobierno, en materia de formación de profesores y de mejora del sistema de becas.

Precisamente, la cuestión relativa a los docentes es una sobre las que el Gobierno "se emplaza" a tomar otras decisiones más adelante. El Gobierno presentará en un año "un modelo para la formación de la carrera docente que incluirá formación inicial del profesorado". "Estamos trabajando con las facultades de Educación para incorporar prácticas", ha dicho Celaá, que ha apuntado que durarán en torno a un curso escolar.

Según ha indicado "ese docente al incorporarse al mundo educativo será acompañado en un proceso de inducción por otro docente para mejorar su praxis".

En este plazo de un año que se ha dado el Gobierno, los sindicatos educativos esperan negociar con él unos cambios que puede trastocar el "tablero" actual de los centros educativos, al tener que dedicar a docentes a ser tutores de los profesores recién llegados.

Educación de 0 a 3 años y becas

La ministra también ha dejado pendiente otra cuestión, el compromiso que contempla el proyecto de ley de generalizar la primera enseñanza infantil, de 0 a 3 años, para "avanzar progresivamente, empezando por los colectivos más desfavorecidos" en la generalización de la escuela pública a unas edades que no hoy no están cubiertos ni en el 40%. 

Con su la nueva ley educativa, el Gobierno también quiere cambiar la orientación de las becas, algo que tampoco se ha plasmado en el documento de este martes. Hoy, la LOMCE tiende a premiar el expediente y quiere que las ayudas vuelvan a dirigirse especialmente a quien tiene dificultades para pagarse los estudios. 

Para ello, Celáa anunció que la nota para poder optar a una beca bajará de 5,5 al 5. También adelantó su intención de revisará junto a la Agencia Tributaria los umbrales para garantizar la progresividad del sistema, una cuestión que tampoco ha quedado plasmada este martes

Título único de ESO

Entre los elementos que sí figuran en el proyecto de ley aprobado este martes figura la eliminación de la elección de itinerarios en 4º de la ESO, de manera que todos lo graduados lo serán en un único título

Con esta medida, Celaá también se ha referido al fin de la "segregación" al eliminar en Secundaria la obligación que hoy tiene los chicos y chicas de 13 años de elegir itinerario en primaria, hacia el bachillerato o hacia la Formación Profesional, con un título final "irreversible". Ahora habrá dos caminos distintos pero una única titulación de la ESO.

Con la nueva ley también queda abolida definitivamente la reválida al final de la ESO que el Gobierno de Mariano Rajoy dejó en suspenso en medio de grandes protestas en contra de esta prueba,

La ley contemplará evaluaciones de diagnóstico en 4º de Educación Primaria y 2º de ESO que no podrán ser utilizados para hacer clasificaciones de centros educativos.

En la etapa siguiente ocurrirá algo parecido, según ha explicado Celaá. El Bachillerato y la FP de grado medio tendrán "igual categoría".

Contenidos 

La LOMLOE recuperará el modelo de curriculum compartido entre el Gobierno y las comunidades autónomas, con el 55% de contenidos y materias serán competencias del Estado en comunidades con dos lenguas oficiales y el 65% en las que solo tengan una.

La norma nueva prevé también dar más "autonomía" en los colegios, reforzando también la posición de los miembros de toda la comunidad educativa -incluidos padres y madres- en el consejo escolar.

Según le proyecto de ley aprobado este martes, "garantiza la participación activa de los padres y madres en el consejo escolar y la libertad elección del centro". El profesorado se verá reforzado porque tendrá capacidad de adoptar los planes de trabajo y aplicar pedagogías activas.

Reforma retrasada

El proyecto de ley aprobado este martes es igual al que aprobó el Gobierno en febrero del año pasado antes de que el Gobierno quedara en funciones. Celaá ha renunciado a introducir cambios en el texto para no restar celeridad al proceso, ya que en caso contrario sería necesario pedir un nuevo informe al Consejo de Estado. Igual que han anunciado que harán otros grupos -de la oposición y hasta su socio de Gobierno- también se espera que el PSOE pida sus propias modificaciones en el trámite de enmiendas.

A pesar de que las circunstancias electorales del año pasado han retrasado un año la derogación de la LOMCE a la que se comprometieron el PSOE y Unidas Podemos, el Gobierno socialista ya tuvo ocasión de derogar en 2018 por decreto algunos aspectos de la LOMCE, relativos al número de alumnos por aula o a las horas lectivas que deben impartir los profesores.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento