El calendario aprieta a PP y Cs de cara a las coaliciones: en el País Vasco parece cerca pero Feijóo se niega para Galicia

  • La idea de Ciudadanos es sumar también al PSOE y UPyD, pero los socialistas se niegan.
El presidente del PP vasco, Alfonso Alonso, en el pleno de política general
El presidente del PP vasco, Alfonso Alonso.
PARLAMENTO VASCO

Coalición sí, coalición no. No está decidido pero el tiempo apremia. PP y Ciudadanos tienen que decidir si concurren juntos en las elecciones vascas y gallegas que se celebran el 5 de abril. En el caso de Euskadi, la posibilidad está muy abierta. No así en Galicia, donde Feijóo se niega. En ese escenario se manejan ambas formaciones, que se plantean unificar el voto bajo la fórmula presentada por Inés Arrimadas llamada Mejor Unidos.

En el País Vasco, la maquinaria ya está en marcha. El propio Alfonso Alonso, confirmado como candidato del PP, aseguró que se daría "prisa" para alcanzar el acuerdo, y no parece que Ciudadanos vaya a poner muchas pegas para ese pacto. Los naranjas ven a Alonso con buenos ojos.

Además, el propio Alonso se refirió a un nombre que sonó para ser candidata "de consenso": Rosa Díez. El portavoz popular aseguró que estaría dispuesto a contar con la exlíder de UPyD en su candidatura "si quiere defender la Constitución en el País Vasco" porque no "buscará diferencias en la gente que puede apoyar, de alguna manera, una alternativa al nacionalismo". Está por la labor también de incluir a "socialistas descontentos".

La gestora naranja envió cartas a los líderes del PP, PSOE y UPyD y a la sociedad civil para explorar un acuerdo "unitario y constitucionalista" en los tres territorios que celebran comicios en 2020. Pero los socialistas no se quieren sumar. Así, con ellos descartados, Teodoro García Egea y José María Espejo ya avanzaron este martes en esa coalición.

Un acuerdo que no incluye Galicia. Alberto Nuñez Feijóo considera que es más fuerte si se presenta en solitario (tiene mayoría absoluta desde 2009) y ha recibido reproches por parte de Inés Arrimadas, que le acusó de "no entender" la propuesta de Ciudadanos. Feijóo ha dejado claro que no va a pactar con nadie para que Galicia "no tenga un presidente que no pueda tomar decisiones porque dependa de dos o más socios". 

Las catalanas están también en el tablero de juego y de hecho el martes estuvo en Génova el líder del PPC, Alejandro Fernández, aunque Arrimadas tiene claro que tienen que ser ellos los que encabecen allí una eventual coalición por ser la primera fuerza. En ese caso, Lorena Roldán sería la candidata. 

Cruce de reproches entre PP y Cs

Que el tono en los primeros pasos de negociación sea bueno no quiere decir que no haya intercambio de reproches entre PP y Ciudadanos. Inés Arrimadas pidió a los populares que accedan a participar en las fórmulas "transversales" y "ganadoras" que plantea la formación naranja para las elecciones autonómicas previstas. Pero en el caso de los gallegos expresó su sorpresa con el "portazo" de Feijóo a la posible alianza. "Veo al PP muy centrado en los nombres, en sus intereses de partido, las guerras internas, los egoísmos", sentenció.

La respuesta llegó por parte de Cayetana Álvarez de Toledo. La portavoz del PP en el Congreso que su partido va a seguir trabajando por el gran proyecto de "reagrupación del constitucionalismo" en España y ha considerado que "hay tiempo" pese a que el adelanto electoral. Por eso, pidió a Cs trabajar desde "la discreción y la generosidad".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento