Torra se niega a abandonar su escaño pese a que el Supremo ha mantenido su inhabilitación: "Soy diputado y president"

El presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, a su llegada al pleno del Parlament.
El presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra.
EFE

El Tribunal Supremo ha decidido este jueves mantener la inhabilitación como diputado del president de la Generalitat Quim Torra y rechazar las medidas cautelares que había pedido presidente de la Generalitat contra la decisión de la Junta Electoral Central (JEC) de inhabilitarle. 

Los jueces de la sala, presidida por el magistrado Luis Díez-Picazo, han tomado la decisión por unanimidad. Y eso supone abandonar ya el escaño en el Parlament aunque no haya aún sentencia firme del Alto Tribunal.

Supone abandonar ya el escaño en el Parlament aunque no haya aún sentencia firme del Alto Tribunal

La Sala de lo Contencioso-Administrativo del alto tribunal ha desestimado la petición de Torra, que también apoyaba la Fiscalía, de suspender la resolución del árbitro electoral mientras estudiaba el fondo del asunto. 

La mencionada sala había comenzado este miércoles a analizar este asunto. La Junta adoptó dicho acuerdo después de que Torra fuera condenado por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) por no retirar los lazos amarillos de edificios públicos en periodo electoral, en una sentencia que aún no es firme.

Fuentes del Tribunal Supremo explican a 20minutos que esta decisión "no es definitiva". Falta que la Sala III "entre en el fondo del asunto", porque "las cautelares no pueden hacerlo". La Sala reconoce que este asunto, sobre la resolución de la JEC, tiene relación con la condena del TSJC, ante el que Torra presentó un recurso de casación. "Pero son dos procesos distintos", esgrimen las fuentes. Anteriormente, el Supremo había rechazado las medidas cautelarísimas porque "no hay carácter de urgencia".

La Fiscalía presentó un informe ante la Sala Tercera del Supremo en el que apoyaba suspender cautelarmente el acuerdo en que la JEC instaba a la retirada de la credencial de Torra como diputado, "en orden a la prudente y equilibrada" preservación de los "intereses públicos concurrentes". En su escrito la Fiscalía cuestionaba la competencia de la JEC para ordenar el cese de Torra dada la "aparente viabilidad" de los argumentos del presidente de la Generalitat y de los vocales discrepantes del árbitro electoral.

Por otro lado, el Supremo recuerda al Parlament de Cataluña que debe ser el Pleno, y no la Mesa de la Cámara, el que recurra, en su caso, el acuerdo de la Junta Electoral Central que dejó sin efecto la credencial de Torra.

Tras conocer la decisión del Supremo, Torra ha mantenido que se considera "miembro del Parlamento y presidente de Cataluña" y que nada ha cambiado al respecto.

El Parlament ya rechazó ejecutar la orden de la JEC

La inhabilitación como diputado ordenada por la JEC es efectiva. Aunque el Parlament ya rechazó ejecutar la orden de la JEC en un pleno extraordinario el pasado 4 de enero en la cámara catalana y su presidente, Roger Torrent, ha defendido en reiteradas ocasiones que Torra tiene "todos los derechos inherentes" a la condición de diputado porque no hay condena firme y no considera "competente" a la JEC. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento