Comprar uno de estos cinco pueblos es más barato que muchos pisos de Madrid o Barcelona

  • En España hay más de 3.000 pequeños pueblos y aldeas abandonadas.
  • Existen varias inmobiliarias especializadas en su venta.
  • Esta opción se ha convertido en un pilar para combatir la despoblación en la España vaciada.
Aldea
Aldea en Lugo
Aldeas Abandonadas

La imparable subida del alquiler de viviendas es un tema de constante actualidad. Los precios, cada vez más elevados, preocupan a muchos españoles, principalmente en las grandes ciudades. Políticos como Pablo Iglesias se han referido con frecuencia a la necesidad de intervenir este mercado, pero lo cierto es que todavía no se han realizado avances al respecto.

En contraposición a los prácticamente prohibitivos precios de la vivienda en los núcleos urbanos, la alternativa rural está ganando relevancia. Y no solo en lo que se refiere a la compra de casas o terrenos, sino a la adquisición de aldeas o pueblos completos. Muchos conocieron esta opción por primera vez a finales de 2018, cuando la actriz Gwyneth Paltrow recomendó la aldea lucense de O Muiñovedro, que se vendía por menos de 150.000 euros, como regalo navideño. Poco después, dicha aldea fue comprada por un matrimonio holandés. Y lejos de lo que pueda parecer, esto no es algo excepcional.

Imagen cedida por Aldeas Abandonadas
Aldea en Pontevedra
Foto cedida por Aldeas Abandonadas

En España hay más de 3.000 pequeños pueblos y aldeas abandonadas, principalmente en el noroeste peninsular. Para muchos de estos lugares, la mejor opción para 'revivir' es su compra por parte de particulares. Por ello, hay ya inmobiliarias que dedican todo o parte de su negocio a este tipo de compra-ventas. Dos de ellas son galicianrustic.com y aldeasabandonadas.com, aunque también es habitual encontrar anuncios sobre pueblos completos en portales generalistas como idealista.com.

Elvira Fafián, Gerente Aldeas Abandonadas ha asegurado a 20minutos que "luchar contra la despoblación es base de este negocio". En una época marcada por la España vaciada y tras el histórico escaño logrado por Teruel Existe, la repoblación del medio rural ayuda a que "quien no se quiera ir tenga compañía".

Aldea abandonada
Pueblo en Lleida
Foto cedida por Aldeas Abandonadas

Aunque podemos encontrar hasta un pueblo de Cuenca con plaza de toros, pista de paintball y un precio inicial de tres millones de euros, muchas de las poblaciones en venta tienen precios que oscilan entre los 150.000 y los 200.000 euros. Por menos de lo que cuesta un piso en el centro de Madrid o Barcelona, los portales anteriormente citados ofrecen varias opciones muy llamativas.

Cinco poblaciones por menos de 400.000 euros:
  1. Aldea en Lugo con dos viviendas, pastos y frutales (140.000 €)
  2. Aldea en Almería con cortijo y dos fincas (190.000 €)
  3. Poblado en Tarragona con 14 casas y bosque para ganado (280.000 €)
  4. Mini aldea en Las Palmas con 4 casas y huerta (385.000 €)
  5. Aldea rural en Murcia con cinco viviendas, piscina y molino (​395.000 €)
Aldea abandonada reformada
Aldea en Pontevedra
Foto cedida por Aldeas Abandonadas

En los años en los que este tipo de transacciones daban sus primeros pasos, los compradores eran casi exclusivamente extranjeros. Sin embargo, la tendencia está comenzando a cambiar y, como señala Elvira Fafián "cada vez hay más compradores españoles, aunque el 70% siguen siendo suizos y norteamericanos". Este mismo verano, se hizo viral la noticia de un grupo de jubilados que compraron una aldea deshabitada en Lugo para retirarse. El precio pagado por los 120.000 metros cuadrados que abarca la población, con un río que bordea la zona, fue inferior a los 150.000 euros. 

Eso sí, no puede obviarse que en muchos casos estas aldeas llevan años e incluso décadas abandonadas, lo que hace inevitable una inversión también en reformas. De cualquier modo, es innegable que la compra y restauración de pequeñas poblaciones ya se ha convertido en una opción en auge. "Lo rural está de moda", concluye Fafián.

De hecho, los bancos y cajas ya han movido ficha ante esta situación y ofrecen contenidos específicos sobre ello a sus clientes. El ejemplo más claro es el de ABANCA, principal banco de Galicia. Desde la entidad reconocen que "comprar un pueblo o aldea abandonada ha demostrado ser algo más que una moda pasajera" y ofrecen en su web varias recomendaciones. Una de ellas, que cualquier comprador debe tener en cuenta, es la de que "en este tipo de transacciones se adquieren todos los inmuebles que forman parte de un pueblo abandonado excepto los bienes públicos, cuya venta está prohibida por ley". Por tanto, la adquisición de edificios como el Ayuntamiento nunca estará incluida en la transacción.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento