Una fina de hortalizas anegada en Molina de Segura (Murcia)
Una fina de hortalizas anegada por la gota fría en Molina de Segura (Murcia). EFE / Marcial Guillén

Después de casi una semana castigando con inusitada virulencia el territorio español, la gota fría por fin remite, aunque deja tras de sí seis muertos, un desaparecido, miles de evacuados e inconmensurables destrozos en infraestructuras y campos de cultivo. 

Después de la tormenta, llegará la calma, pero muchos municipios españoles tendrán que esperar para ver desaparecer los efectos de esta depresión aislada en niveles altos (DANA), mientras sus vecinos achican agua, retiran fango y hacen cuentas de las pérdidas.

Ahora, muchas de las localidades más afectadas solicitarán la declaración de 'zona catastrófica' para intentar paliar los estragos causados por las lluvias torrenciales, que han dejado a su paso cifras de récord.

Seis muertos y un desaparecido

Las consecuencias más trágicas de esta DANA, que ha devastado el litoral español en los últimos días, son las seis muertes que ha dejado tras de sí. La primera de ellas tuvo lugar el pasado jueves en Caudete (Albacete), cuando dos hermanos fallecieron en su vehículo que había sido arrastrado por el agua.

El tercer deceso fue el de un hombre fallecido el viernes en Almería al quedar atrapado en un túnel el vehículo en el que viajaba. De manera similar murió la cuarta víctima en Jámola (Granada), cuando su coche permaneció sumergido en una rambla en la autovía A-92.

La quinta víctima mortal de la DANA es un vecino del municipio alicantino de Redován, cuyo cuerpo fue localizado el viernes después de haber sido arrastrado por el agua cuando salía de su vehículo e intentaba cruzar la calle.

El sexto fallecido fue encontrado muerto el sábado en la pedanía oriolana de La Matanza, localidad en la que residía, y fue hallado por los 'boinas verdes', que lo buscaban desde el viernes. Desde este domingo, el Grupo Especial de Actividades Subacuáticas de la Guardia Civil investiga la posible caída y desaparición de un hombre de 66 años y origen holandés en la acequia de Dolores (Alicante).

Más de 300.000 hectáreas arruindas

Entre todos los daños causados por la gota fría desde que comenzó a castigar la Península el pasado lunes, destacan los provocados a los campos de cultivo, donde se calcula que ha arruinado más de 300.000 hectáreas, de acuerdo con la Asociación de Jóvenes Agricultores (Asaja).

Las hortalizas, el olivar, los cítricos y otros árboles frutales, así como las viñas, son los principales cultivos afectados por la DANA y Asaja considera que los daños son irreversibles, por lo que reclama al Gobierno la declaración de zona catastrófica para las provincias siniestradas y un plan urgente de ayudas para los agricultores perjudicados.

Tan solo en la Comunidad Valenciana, las asociaciones AVA-Asaja y la Unió de Llauradors han cifrado respectivamente entre 100 y 200 millones de euros los daños por la gota fría en los cultivos de la Comunitat Valenciana, con una superficie agraria afectada que va entre las 46.000 y las 30.000 hectáreas. En Almería, los primeros cálculos arrojan unas pérdidas de en torno a 85 millones de euros.

6.400 atendidos por la Cruz Roja

Desde que comenzó la DANA el pasado lunes, Cruz Roja Española ha atendido a más de 6.400 personas afectadas por la gota fría con su apoyo en albergues, con agua y con alimentos de primera necesidad, además de participar en el rescate y evacuación de personas damnificadas.

La organización ha indicado que ha desplegado 12 equipos de respuesta básica en emergencias (ERIE) para atender a las personas afectadas por el agua descargada por la DANA -depresión aislada en niveles altos- y, para ello, se desplegaron más de 600 efectivos.

Por su parte, los Servicios de Emergencias de la Comunidad Valenciana han recibido 9.484 llamadas al 112 desde que se declaró la situación de emergencia por la gota fría en la autonomía. En la Región de Murcia, desde el jueves esta cifra asciende a 7.700.

452 litros por metro cuadrado en 48 horas

La cantidad de agua descargada por la DANA durante la semana pasada ha dejado registros históricos en cuanto a precipitación diaria, como los 99,3 litros por metro cuadrado recogidos en Almería -la cantidad más alta desde que se instaló el observatorio en 1968- o los 169 de Murcia, el máximo desde 1984.

Por otro lado, en 48 horas en la localidad alicantina de Beniarrés se registraron 452 litros por metro cuadrado, por delante de Orihuela (425,4 l) y Ontinyent (339,2 l).

Además, en el observatorio del aeropuerto de San Javier (Murcia) se recogieron en dos horas -entre las cinco y las siete de la mañana- 144,3 litros, la mitad de lo que se acumula allí en un año (313 l).

Durante el episodio de gota fría, el río Segura ha vertido al mar alrededor de 51 hectómetros cúbicos de agua, una cantidad que equivale a alrededor de 20.500 piscinas olímpicas. Así lo han calculado expertos en materia hidrográfica, que han señalado que la cantidad podría haber sido incluso mayor, porque solamente el pantano de Santomera (Murcia) ha retenido un incremento estimado de unos 19 hectómetros más de los que tenía hace una semana.

Más de 17.000 rayos en el fin de semana

A pesar de que la mayor devastación provocada por DANA en el Levante se ha debido a las lluvias torrenciales e importantes inundaciones, también ha tenido gran protagonismo eléctrico y, así, durante el fin de semana se han contabilizado 17.010 rayos sobre la Península.

Del total de rayos, 7.413 corresponden al sábado y 9.597 al domingo, y la franja horaria que más descargas abarcó se sitúa desde las 8:00 horas a las 16:00 horas del domingo, con casi 5.500 rayos, según los últimos datos facilitados por la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Respecto a las zonas más afectadas, sobresalen amplias áreas de la Región de Murcia, Comunidad Valenciana, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Comunidad de Madrid, Islas Baleares, Andalucía y este peninsular.

Subida de 70 centímetros del mar Menor

Las lluvias torrenciales de esta última semana en el sudeste peninsular han causado estragos también en el mar Menor, que ha subido hasta "los 53 centímetros, con picos superiores a los 70 en algunos momentos", según ha informado el consejero de Agricultura de la Región de Murcia, Antonio Luengo, tras reunir a un comité científico de expertos de la laguna.

"Tenemos otra vez al enfermo en la UCI", ha recalcado Luengo, en refenrecia a la riada que sufrió el mar Menor en 2016, que ocasionó un enorme daño medioambiental del que se estaba recuperando. El ecosistema está ahora en peligro debido a un volumen de agua tan grande, que puede tardar más de veinte días en salir al Mediterráneo por las cinco golas o canales existentes y que facilitan el intercambio de agua.

La DANA más catastrófica en 140 años

Ante la pregunta de si está siendo histórica esta DANA, la Aemet de la Comunidad Valenciana ha querido resolver las dudas de los ciudadanos y se ha remontado al gran episodio de lluvias del siglo XX en la comarca, acontecido el 4 de noviembre de 1987. En aquella ocasión, en Orihuela se acumularon 322 litros por metro cuadrado, en San Miguel de Salinas 268,1, en Almoradí 249,7 y en Pilar de la Horadada 206,5.

A tenor de estas cifras y en un primer análisis, es probable que la DANA de esta semana pasada superase en adversidad a la de 1987, por lo que habría que remontarse más en el tiempo para encontrar un episodio más intenso en la Vega Baja.

La avenida más catastrófica del Segura ocurrió hace 140 años y es conocida como riada del día de Santa Teresa, ya que ocurrió el 15 de octubre de 1879. Esta crecida tuvo un gran impacto en la sociedad de la época, ya que entre Murcia, Orihuela y otros municipios de la época fallecieron más de mil personas.

En el último milenio, la cuenca mediterránea española ha sufrido 3.980 episodios de inundaciones pluviales y fluviales, de acuerdo con el Departamento de Física de la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC), que ha coordinado la creación del primer archivo que ha recopilado, identificado y analizado estos fenómenos.