Hugo Chávez
Una de las últimas fotos de Hugo Chávez con vida, tomada en diciembre de 2012. GTRES

Dos juzgados de la Audiencia Nacional y otros dos de instrucción de Madrid tienen causas abiertas contra ciudadanos venezolanos vinculados al gobierno del expresidente Hugo Chávez por blanquear en España decenas de millones de euros que desviaron presuntamente de la arcas públicas del país sudamericano, han indicado a Efe diversas fuentes jurídicas.

Además de estas pesquisas, en los últimos meses las autoridades españolas han arrestado a varios venezolanos, muchos de ellos imputados en estos procedimientos, reclamados por su país o por Estados Unidos, donde también se les investiga.

En la Audiencia Nacional hay dos causas abiertas: una la lleva el juez Santiago Pedraz, que ha imputado al exembajador de España en Venezuela Raúl Morodo por el desvío de 4,5 millones de euros de la petrolera, y la otra el magistrado Ismael Moreno contra la empresa asturiana Duro Felguera por sobornos a altos funcionarios venezolanos a cambio de contratos en Caracas.

Dentro de la causa de Morodo, en la que también se investiga a su hijo Alejo y a otras tres personas, se emitió el pasado mayo, cuando estalló el caso, una orden de detención contra Juan Carlos Márquez, exdirectivo de PDVSA con nacionalidad venezolana y española que fue arrestado el pasado jueves a su llegada a España desde Panamá y encontrado el domingo ahorcado después de haber colaborado con la justicia española.

Cientos de millones en supuestos blanqueos

En la causa de Duro Felguera figura como investigado el que fuera viceministro de Energía de Chávez, Nervis Villalobos, imputado además en un tercer caso. Villalobos también está procesado, junto a otros exdirectivos de PDVSA, en un juzgado de Andorra, adonde se desviarondecenas de millones de euros de la petrolera.

Junto a Villalobos, el juzgado madrileño investiga por blanqueo a Luis Fernando Vuteff, yerno del opositor venezolano y exalcalde de Caracas exiliado en España Antonio Ledezma; a Rafael Ernesto Reiter, exgerente de Prevención de PDVSA, y a la mujer y uno de los hijos del magnate venezolano residente en EE UU Roberto Rincón.

Los investigadores hablan de que la red de Villalobos pudo haber lavado hasta 1.200 millones de dólares (1.075 millones de euros) en España y Estados Unidos procedentes de sobornos de la petrolera.

Es el caso de la que fuera enfermera de Chávez y responsable del Tesoro de la nación, Claudia Patricia Díaz Guillén, y su marido Adrián Velásquez, que ejerció de guardaespaldas del fallecido presidente, así como de un excontable de PDVSA, la justicia de su país también les investiga por haber sustraído fondos públicos en la etapa de Chávez.

Sobre estas dos personas otro juzgado de Madrid, el instrucción número 28, ha abierto una investigación para averiguar si compraron con dinero sustraído a las arcas venezolanas un piso de lujo ubicado muy cerca de la Audiencia Nacional.

EE UU también reclama a algunos venezolanos chavistas residentes en España, que están pendientes de que se celebren sus respectivas vistas de extradición en la Audiencia Nacional, entre ellos Villalobos, que accedió a ser entregado.

También al exviceministro de Desarrollo Eléctrico de Venezuela Javier Alvarado Ochoa (imputado en el caso de Duro Felguera) y al exgeneral chavista Hugo Carvajal, que fue jefe de la contrainteligencia militar de Venezuela y se mostró dispuesto a colaborar con la justicia.