Imagen de archivo de una sala de vistas de un juzgado
Imagen de archivo de una sala de vistas de un juzgado. EUROPA PRESS - Archivo

El Tribunal Supremo ha confirmado por primera vez una condena de prisión permanente revisable, la que impuso el Tribunal Superior de Justicia de Galicia a un padre que asesinó a su hijo de 11 años a palazos en la cabeza en Oza (A Coruña) para causar "el mayor sufrimiento psíquico a su mujer".

Esta fue la cuarta condena de prisión permanente dictada en España y la primera que confirma el alto tribunal, que ha desestimado el recurso del condenado contra la sentencia.

Fue condenado por un delito de asesinato cualificado con alevosía y agravado por el hecho de que la víctima era menor de 16 años, con las agravantes de parentesco y de género, en concurso medial con un delito de lesiones psíquicas a su exmujer.