Todo listo en los Sanfermines: más de 1.500 litros de líquido antideslizante para evitar accidentes en los encierros

Séptimo encierro de San Fermín 2018 de la ganadería Jandilla
Séptimo encierro de San Fermín 2018 de la ganadería Jandilla
DAVID DOMENCH/EUROPA PRESS - Archivo

El recorrido del encierro que durante ocho mañanas pisarán toros y corredores en su carrera hasta la plaza de toros de Pamplona será esta noche rociado con líquido antideslizante, una aplicación que desde hace 15 años se ha revelado efectiva para evitar las caídas de los astados y aumentar su velocidad.

Así lo ha anunciado el Ayuntamiento de Pamplona en una nota, en la que explica que en total se van a esparcir 1.500 litros de líquido antideslizante entre la cuesta de Santo Domingo y Mercaderes.

Este trabajo lo llevarán a cabo cinco técnicos especializados con métodos tradicionales, que durante nueve horas cubrirán alrededor de 1.700 metros cuadrados con el líquido.

Se trata de una solución química que se probó en 2005, por lo que ahora la idea cumple 15 años, aunque fue en 2006 cuando el procedimiento se convirtió en estable.

¿Cómo funciona el líquido antideslizante?

El líquido antideslizante produce una reacción que libera en la parte silícea del pavimento los microporos que a lo largo del año se ven embozados por la suciedad o el pulido de las máquinas de limpieza.

Esos poros, una vez libres, son los que producen el llamado "efecto ventosa" que permite el mejor agarre de las pezuñas del animal y que funciona especialmente bien en el caso de que el pavimento esté mojado.

En consecuencia, contribuye a evitar la caída de las reses y la fragmentación de las toradas, incrementando la velocidad de la carrera para, en definitiva, minimizar su peligrosidad.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento