Congreso de los Diputados
Los diputados de PPdCat Carles Campuzano (i), y PNV Aitor Esteban, durante la reunión de la Diputación Permanente. EFE/Javier Lizón.

El PNV ha optado este miércoles por mantener al Gobierno en vilo sobre si dará su apoyo o con su negativa contribuirá a tumbar su segundo real decreto-ley con medidas urgentes de vivienda y alquiler y hasta la votación prevista para dentro de un par de horas no desvelará el sentido de su voto para convalidar medidas entre las que figuran el aumento de la duración de los contratos de alquiler, de 3 a 5 y 7 años y limitar al IPC la subida durante los años de vida de los mismos.

El PNV ha puesto en duda su apoyo al decreto de vivienda desde que por la mañana ha empezado la sesión de la Diputación Permanente del Congreso que votará los seis decretos preelectorales aprobados por el Gobierno antes de las elecciones del 28 de abril. A diferencia de lo que ha hecho al término de los debates sobre los tres decretos que le han precedido, el PNV ha optado por no especificar el sentido de su voto cuando ha terminado de exponer su postura en relación con las medidas en materia de vivienda.

"No aborda los asuntos más importantes de la escased y carestía de vivienda de alquiler", ha concluido el diputado vasco Mikel Legarda. Posteriormente, fuentes de PNV han afirmado que el voto aún no estaba decidido apenas unas horas antes de la votación.

Transferencias y millones

Por el contrario, el PNV sí ha empezado la sesión parlamentaria de este miércoles recordando al Gobierno que todavía quedan competencias por transferir de las comprometidas y que esto no contibuye a crear un "buen clima" de cara a apoyar sus decretos.

"El Gobierno español tiene asumidas una serie de obligaciones y compromisos y si ha tenido tiempo para presentar estos decretos, también tiene que ir haciendo frente a estos compromisos", ha dicho el portavoz del PNV, Aitor Esteban a primera hora, asentando un clima en el que no sólo el PNV, sino también Compromís han pedido beneficios para sus respectivos territorios.

En concreto, el PNV ha recordado que aún no se ha producido el traspaso de las competencias a las que se comprometió el Gobierno y Compromís  ha pedido una transferencia de 3.100 millones del Fondo de Liquidación Autonómica (FLA) lo que debería recibir la Comunidad Valenciana a cambio de su apoyo.

Sin nombrarlas, Esteban ha recordado al Gobierno sus "compromisos" pendientes. Ha sido el segundo aviso después de que este martes su candidato por Guipúzcoa, Joseba Agirretxea, dijo que el apoyo de los nacionalistas vascos dependía de que las conversaciones con el Gobierno "redunden en beneficio de Euskadi".

De momento, el PNV ya ha comprometido su apooyo a los reales decretos-ley de medidas de contingencia ante un 'brexit' duro, el de medidas de igualdad en el ambito laboral y de medidas de urgencia social. Está en el aire todavía si apoyará el real decreto ley con medidas urgentes en vivienda y alquiler, que depende del voto de los nacionalistas vascos para aprobarse.

3.100 millones para Valencia

Sus reclamaciones no han sido las únicas. El portavoz de Compromís, Joan Baldoví, ha comprometido el apoyo de su grupos a los cinco reales decretos-ley, pero ha enviado dos "recados" al Gobierno. En primer lugar, le ha recordado que "fue presidente porque hubo votos que le hicieron presidente". En segundo término, ha reclamado al Gobierno que destine los fondos que necesita la Comunidad Valenciana.

Se refería en concreto a la transferencia de 3.100 millones de euros del FLA que reclaman los regionalistas valencianos, que se deben y que dicen no saber por qué no han llegado aún al Gobierno. Apoyarán sus decretos, pero este miércoles han reprochado al Gobierno que no apoye a través de este dinero la política social en la Comunidad Valenciana cuando ellos sí apoyan la política social del Ejecutivo en Madrid.

El PP rechaza los "decretos populistas"

Por lo demás, el PP está confirmando su advertencia de que no apoyaría ninguno de los seis reales decretos-ley y ya ha rechazado dar su voto a favor a los tres que ya se han debatido. Su presidente, Pablo Casado, los calificó hace días de "decretos populistas".

Ciudadanos sí apoyará el real decreto ley de igualdad, el que incluye la extensión de los permisos de paternidad, aunque pedirá enmendarlo. También dará su respaldo al de la estiba.

En todo caso, la formación naranja considera evidente que el Gobierno ha optado este miércoles por buscar para sus reales decretos la mayoría de la moción de censura. No sin críticas por insuficientes y electoralistas, los apoyarán Unidos Podemos, el PDeCAT, ERC y Bildu.