Números 2
De izq. a dcha., Súarez Illana, Montero, De Quinto, Calvo y Ortega ARCHIVO

El número dos, a veces, es tan importante o más que el uno. Escudero, acompañante, socio. Vale casi cualquier calificativo para ellos. Los partidos políticos, en este sentido, han dado pocas sorpresas. De cara a las elecciones del 28 de abril solamente Ciudadanos se ha atrevido a contar con alguien de la sociedad civil para escoltar a su líder en la lista. Albert Rivera apostó por el exvicepresidente de Coca Cola, mientras que el resto de formaciones confían en gente 'de la casa'.

En el PSOE la opción es la más obvia: igual que en el Gobierno, Carmen Calvo irá detrás de Pedro Sánchez en la candidatura por Madrid, algo similar a lo que sucede en Podemos, donde Irene Montero seguirá siendo la número dos de un Pablo Iglesias que acaba de regresar a escena.

En el PP, dentro de los cambios, no ha habido una gran sorpresa con el nombramiento de Adolfo Suárez Illana como actor secundario de un Pablo Casado que tiene al presidente de la Fundación Concordia y Libertad como uno de los principales valores. Vox por su parte rodea a Santiago Abascal de su núcleo duro, con Javier Ortega Smith ocupando el segundo puesto de la lista.

En un escenario de batalla electoral intensa, la lucha está servida con estos nombramientos. Los partidos de izquierda son los únicos que apuestan por una mujer como número dos, después de que Génova no siguiera esa línea, a pesar de los rumores que colocaron a Ana Pastor en ese puesto.

Carmen Calvo, continuidad y experiencia

Ha sido, quizás, la defensora más feroz de la gestión de Pedro Sánchez al frente del Gobierno durante estos nueve meses. Carmen Calvo se convirtió en muchas ocasiones en la cara visible del Ejecutivo, sobre todo cuando llegaron los problemas y las polémicas. Fue ella la que salió ante la opinión pública para explicar la figura del relator y también quien defendió el perfil feminista de los socialistas.

Esa lealtad es la que le ha servido para seguir siendo la mano derecha de Sánchez de cara al 28 de abril. La vicepresidenta -que es además ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad- tendrá una presencia muy notable en la campaña electoral. El PSOE ve en Calvo experiencia y espaldas muy anchas después de la corta aventura, de momento, en el Gabinete.

Antes de formar parte de este Ejecutivo, Carmen Calvo ya ocupó el Ministerio de Cultura durante tres años bajo el mandato de José Luis Rodríguez Zapatero. Su discurso es uno de los más duros contra la derecha, pero tampoco muestra acercamientos con el independentismo catalán. "Vamos a defender Cataluña frente a separatistas y separadores", fue su último aviso a navegantes.

Adolfo Suárez Illana, uno de los gurús ideológicos de Casado

"Patriotismo, entrega y, sobre todo, afán de concordia". Con esas tres claves presentó Pablo Casado a su elegido como 'escolta'. Adolfo Suárez Illana vuelve a la primera línea política después de ser candidato a Castilla La Mancha en el año 2003. Y es que Casado ha contado con él desde que puso un pie en la séptima planta de Génova como presidente del PP. Illana fue, de hecho, formó parte del equipo que preparó la Convención Nacional celebrada el pasado mes de enero.

El hijo del expresidente del Gobierno Adolfo Suárez ocupa un puesto que estuvo muy codiciado en las filas populares. Sonaron nombres como Dolors Montserrat o Ana Pastor, pero toda vez que estas fueron encomendadas para otras posiciones, pocas dudas quedaban. Casado anunció que ya había tanteado a Illana en agosto, pero el anuncio se ha hecho esperar hasta el último día.

Adolfo Suárez Illana es el presidente de la Fundación Concordia y Libertad, vinculada al Partido Popular, del que es afiliado a pesar de que se incorporó a la empresa privada. Durante la etapa de Mariano Rajoy no fue ni mucho menos un perfil relevante en la formación. "Es un orgullo pero sobre todo una responsabilidad de cara al futuro", expresó el político, para añadir que el programa del PP "es el que necesita España en unos momentos francamente difíciles".

Irene Montero, la dos que pronto puede ser uno

Una mujer liderará Podemos "pronto" dijo Irene Montero. Y quién sabe si esa mujer puede ser ella. De momento, la portavoz parlamentaria de la formación morada será la número dos en la lista encabezada por Pablo Iglesias. Después de unos meses en los que ha adquirido mucho protagonismo, estando el líder de baja por paternidad, Montero vuelve a escoltar al principal valor de Podemos. No es otro que un Iglesias que intentó volver este sábado por todo lo alto.

En los comicios de 2016, Montero fue, junto a Iñigo Errejón, la jefa de campaña de Pablo Iglesias y de nuevo ahora tendrá un papel importante en el recorrido que haga Podemos por España hasta el 28-A. El partido juega a contrarreloj: mantiene cierto secretismo sobre sus listas pero no descartan "fichajes de última hora". Con todo, ya se ven dentro del próximo Gobierno de España, como dejaron claro en el acto en la plaza Reina Sofía.

"Hasta el mayor de nuestros adversarios políticos sabe que, con todos nuestros defectos y nuestros errores, tenemos la suerte de tener al candidato a la Presidencia que es el único que puede sentar a los poderosos en la mesa y decirles: 'Se acabaron vuestros privilegios", dijo Montero elevando el tono. Y es que esa sera una de las claves en la campaña de Podemos: atacar y desgastar a quienes, supuestamente, están en su contra.

Marcos de Quinto, la apuesta de la sociedad civil

Un proyecto "con los mejores" y que vaya "hacia adelante". Albert Rivera insiste en que se acabó el tiempo de "ir a izquierda o a derecha", y por eso ha querido contar con la sociedad civil. Dentro del carrusel de fichajes que anunció para las listas de Ciudadanos, el líder liberal contará con Marcos de Quinto como su número dos. El perfil empresarial de De Quinto refuerza la apuesta naranja de mostrar capacidad para gobernar. Rivera, en este sentido, ve a su elegido como "futuro ministro de Economía".

Ciudadanos es, de largo, el partido que más novedades a incorporado en sus candidaturas. A la notoriedad de nombres como Inés Arrimadas, Sara Giménez, Edmundo Bal o el propio De Quinto se suman también conflictos internos por posibles fraudes en las primarias, por ejemplo el sucedido en Castilla y León, donde Francisco Igea se impuso a la ex del PP Silvia Clemente.

Si algo se le ha achacado a Rivera en estos años es no contar con un equipo económico potente. Eso, con la entrada de Marcos de Quinto, parece haber cambiado. Tanto es así que Cs contará al mismo tiempo con Luis Garicano como cabeza de lista a las elecciones europeas. Garicano, hasta ahora, había sido el principal guía financiero del partido naranja, pero sin ningún cargo político.

Javier Ortega Smith, el azote del secesionismo

En el caso de Vox tampoco hay novedades. Santiago Abascal buscará un buen resultado el 28 de abril y lo hará escoltado en las listas por el secretario general del partido, Javier Ortega Smith. La formación ha ido desgranando estos días a quienes van a liderar sus candidaturas al Congreso, pero la notoriedad de Ortega siempre ha sido elevadísima.

Esto lo ha provocado, sobre todo, el juicio del procés. Vox ejerce de acusación popular en la causa y Javier Ortega, en su condición de abogado, está presente en el Tribunal Supremo en todas y cada una de las sesiones. Además, saltó a la primera línea cuando colocó una bandera española gigante en el Peñón de Gibraltar, y huyó a nado para evitar ser detenido por las autoridades.