Cajero
Una persona sacando dinero de un cajero automático. EUROPA PRESS

Las comisiones bancarias, según las define el Banco de España, son las cantidades que los bancos cobran como "contraprestación a los servicios que prestan, por ejemplo, enviar una transferencia, cambiar divisas, administrar una cuenta, estudiar la viabilidad de un préstamo, concederte una tarjeta de crédito, etc."

Las tarifas o precios de las comisiones bancarias son libres. El Banco de España "no puede denegar, ni limitar, el importe de las comisiones bancarias", aseguran. "Los bancos pueden poner el importe o precio que estimen oportuno, salvo en aquellas operaciones bancarias en las que los importes estén limitados por norma, como sucede -por ejemplo- con la cancelación o amortización anticipada de un préstamo hipotecario o de un crédito al consumo", explican desde el Banco de España.

Ejemplares en PDF de MiBolsillo

Una de las comisiones más habituales es la que se produce por utilización de cajeros automáticos. Según un informe de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), "la extensa red de cajeros de Caixabank, Santander y BBVA les ha permitido no tener que llegar a acuerdos con otras entidades" y establecer comisiones "de forma unilateral".

Concentración de los tres grandes

Desde 2015 Caixabank cobra 2 euros, BBVA 1,87 euros y Santander 1,85 euros, manteniendo el uso gratuito para sus clientes (ver gráfico). Caixabank es la entidad con mayor número de cajeros de España (18,5% del total), seguido de BBVA con un 12,5% de los cajeros y el Santander con casi un 10% (compartiendo posición con Bankia). Ello supone más del 41% del parque de cajeros nacional repartido entre tres entidades.

Gráfico de las comisiones en los cajeros automáticos

Actualmente, Bankia cobra una comisión de 0,98 euros a los clientes de Caixabank, BBVA, Santander, Popular, Bankinter y EVO, pero además tiene acuerdos recíprocos por los que cobran 0,65 € por operación con Banco de Sabadell y las entidades participantes en Euro6000 (Ibercaja, Kutxabank, Liberbank, Unicaja, Abanca y BMN).

La comisión más alta por utilización de cajeros a los no clientes es la de Caixabank y Unicaja (2 euros). No obstante, Caixabank no cobra nada a sus clientes mientras Unicaja sí si operan con Bankia (0,65 euros), Sabadell (0,65 euros) y los bancos de Euro6000 (0,50 euros). Le siguen como bancos que cobran más comisión a los no clientes Abanca (1,95 euros) y Kutxabank (1,90 euros). Según el informe de la CNMC, España ha ido perdiendo cajeros durante la crisis (en 2008 había 61.174 y en 2017 un total de 50.839), debido a ajustes de las entidades, absorciones o fusiones entre bancos, etc.

Diferencias territoriales según la población

A cierre de 2017 (hasta donde analiza el estudio), España tenía un cajero por cada 916 habitantes, aunque con grandes diferencias territoriales en el reparto de estos cajeros. Así, si Madrid tiene un cajero cada 1,2 kilómetros cuadrados o Barcelona uno por cada 1,4 km 2 Soria tiene uno por cada 109 km 2 y Teruel uno por cada 90 km 2.

La CNMC considera que tanto la reducción del número de cajeros como la política de subida de comisiones desde 2015 ha provocado que los clientes vayan menos veces al cajero pero extraigan mayores cantidades de dinero en efectivo. Además, según la CNMC, los clientes ahora son más fieles a su entidad (justamente para evitar las comisiones).

Según un análisis de Fintonic (app especializada en gestión de finanzas), la banca cobra comisiones a dos de cada tres clientes por los servicios que presta (gestión de cuentas, transferencias, financiación y retirada de efectivo), que pagan una media de 32 euros al año por este concepto. En concreto, según Fintonic, sacar dinero en cajeros de otra red tiene un coste medio anual de 4,3 euros por persona.