Pablo Casado y José María Aznar
El presidente del PP, Pablo Casado, acompañado del expresidente del Gobierno José María Aznar, durante la segunda jornada de la Convención Nacional del PP. EFE

El PP se ha reforzado con la Convención Nacional, y ha reivindicado el papel tanto de Aznar como de Rajoy, después de que ambos respaldaran el papel de Pablo Casado al frente del partido.

A su llegada al cónclave para escuchar a los ponentes de la sesión vespertina, Casado ha subrayado que la convención del PP está consiguiendo lo que se habían propuesto: "abrir el partido a la sociedad", estar "muy orgullosos" del pasado del PP y "dejar muy claro" que son la "única alternativa de futuro para España".

Sobre la presencia de ambos en el cónclave, fuentes de la formación aseguraron que en el partido "se respeta el papel de los líderes", con quienes estuvo en todo momento durante su participación en el encuentro.

En esta tesitura, fuentes del PP subrayan que Pablo Casado, a diferencia de sus antecesores, va a "ganar a la primera y gobernar a la primera". Y con ese horizonte temporal, este domingo clausurará la convención del PP con un discurso sobre su "proyecto para España", avanzan desde Génova.

Desde las filas populares no quieren hablar del pasado pero dejaron un mensaje claro de cara al futuro: "El PP tiene que estar unido para poder coser". Esto puede entenderse como un reto de cara a la reunificación del centro derecha que ciertos sectores de la formación vienen pidiendo.

Pablo Casado será el encargado de cerrar la Convención con un discurso este domingo. Con él, intervendrán también el presidente de Nuevas Generaciones, Diego Gago, y el presidente del Senado, Pío García Escudero.