Los efectivos que participan en las tareas de búsqueda del niño de dos años caído a un pozo el domingo en Totalán (Málaga) esperan llegar hasta él en un plazo de entre 24 y 48 horas, contando desde esta tarde.

El delegado del Gobierno en Andalucía, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, así lo ha anunciado a los periodistas tras visitar a la familia y reunirse con los integrantes del dispositivo que participan en la localización de Julen. "El objetivo en ese tiempo -entre 24 y 48 horas- es poder dar una solución definitiva y dar con el pequeño", ha manifestado.

Gómez de Celis ha señalado que se pretende llegar hasta el niño practicando dos túneles a la vez, uno en paralelo al pozo, donde se cree que está el menor, y otro en oblicuo.

Estas dos opciones se acometen "en previsión de que una falle", en referencia al segundo túnel, ha explicado.

Sobre el segundo túnel, el delegado del Gobierno ha precisado que "hay un metro de posibilidad de error, en ese caso se tendría la otra opción como segura", en alusión al primer túnel.

Una tuneladora para excavar

El túnel oblicuo se hará con una pequeña tuneladora y el túnel paralelo se efectuará con una máquina con suficiente anchura para que quepan las personas que tendrán que conectar con el otro túnel.

Los últimos trabajos de conexión de estas galerías se harán por los ingenieros llegados desde Asturias expertos en rescate en minas. (Hunosa).

Gómez de Celis ha dicho que los trabajos ya han empezado porque primero hay que hacer movimientos de tierra para ambos túneles y habilitar unas plataformas que se acometen con maquinaria pesada.

Una situación "inédita" en el mundo

Una empresa que participó en el rescate de unos mineros chilenos atrapados en una cavidad colabora en la geolocalización del pozo actual en el que cayó el niño, que no es regular y no está entubado, para conocer la trayectoria del pozo y facilitar la conexión con los túneles.

También se seguirá succionando material sólido del pozo donde cayó Julen hasta que el avance del trabajo en los dos túneles requiera entubar la perforación original.

Sobre los padres de Julen, el delegado del Gobierno ha explicado están "rotos" porque es una situación "complicada" y él les ha "transmitido en nombre del Gobierno toda la disposición para hacer todos los trabajos uqe haya que hacer y todos los medios técnicos necesarios para dar con el pequeño".

Ha insistido en que se trata de una situación "inédita" al no conocer una emergencia parecida en otro lugar del mundo por la estrechez del pozo, de 107 metros de profundidad y de los que ya se ha llegado a 80, según el delegado.

"La unica prioridad es localizar al niño lo antes posible"

Preguntado por si el pozo era legal ha asegurado que no se para en ello y que "la unica prioridad es localizar al niño lo antes posible; todo lo demás vendrá después, para la investigacion pertinente del juzgado".

Cuestionado si se ha hecho reconstrucción de los hechos con la familia, ha explicado que la Guardia Civil no ha investigado más allá de disponer y coordinar los trabajos y estar cerca de la familia, y trabaja con la única hipótesis de que el niño está en el pozo".

De hecho, se ha hallado pelo dentro del pozo y su análisis de ADN ha determinado que pertenece al pequeño Julen.