PP y Vox
Los dirigentes de PP y Vox, durante la firma. FE/Jose Manuel Vidal.

El Partido Popular ha rubricado este miércoles, tras semanas de negociaciones, sendos documentos con Cs y Vox que garantizan que el candidato Juanma Moreno será investido presidente de la Junta. El escollo fundamental —las conversaciones con los naranjas se encarrilaron pronto- pasaba por las declaraciones y propuestas de la formación de ultraderecha, algunas de ellas tildadas de "despropósito" o de "inaceptables" por azules y naranjas.

Las primeras propuestas de Vox —"negociables", aclaró pronto el partido de Abascal— incluían órdagos tan extremos como la derogación de las leyes andaluzas de violencia machista, igualdad de género o no discriminación LGTBI o la expulsión de 52.000 supuestos inmigrantes "irregulares" —cifra sacada por el partido de un sindicato policial—. De hecho, la derogación de la ley de violencia machista fue la semana pasada, al menos durante un día, una condición en firme.

Este miércoles, sin embargo, todo cambió. El PP,presentó un documento alternativo a Vox y, finalmente, llegaron a un acuerdo con "cesiones" por ambas partes, según Moreno. El texto definitivo, sin embargo, incluye más que coincidencias con las 90 medidas de Gobierno pactadas con Cs.

Más de la mitad (23 de 37) de las medidas pactadas por PP y Vox para sacar adelante la investidura en Andalucía ya estaban incluidas, parcialmente o en su totalidad (e, incluso, literalidad), entre las 90 que PP y Ciudadanos plasmaron en su acuerdo de Gobierno y que ambos han ratificado ahora sin cambios. Es decir, que Vox ha dado su plácet a una versión reducida del acuerdo marco para el nuevo Ejecutivo y ha dejado fuera sus ideas más exóticas.

De hecho, las que sí comparten, en algunos casos, es casi de forma exacta. Por ejemplo, las medidas referidas a la exclusividad laboral de los profesionales sanitarios, a la apertura de los planes de empleo a la colaboración público–privada, a las medidas fiscales, a la implantación progresiva del Bachillerato concertado, etc. En otros casos, comparten el fondo, aunque en la forma varían, como las medidas relativas a la RTVA o la inmigración.

Una de las que introdujo el martes Vox en su documento causó un gran revuelo, ya que acusó a la Junta, asumiendo —con cifras y todo— una reciente denuncia planteada por un sindicato policial, de "encubrir" la inmigración irregular. La redacción en el documento final pactado por PP y Vox elimina esa parte y deja la medida más cerca de la que pactaron PP y Cs, aunque sí contempla una alusión al "efecto llamada" y a que se vincule "siempre al mercado laboral".

El secretario general de Vox, Javier Ortega-Smith, da por hecho que la esencia sigue siendo la misma, mientras que Moreno ha aclarado que solo se ha pactado aquello que consta por escrito. Lo que sí intentará acordar el Partido Popular con Ciudadanos, y que subiría a 24 las medidas en común entre los documentos, será la creación de una Consejería de Familia, que está en el punto 18 del acuerdo entre PP y Vox, según ha confirmado Moreno.

El día de Andalucía o las competencias

Otras de las coincidencias entre los dos acuerdos pasan por las medidas que tienen que ver con la lucha contra la corrupción, con la creación de empleo o con las subvenciones. Vox pidió rebajar en un 75% las subvenciones a partidos políticos, sindicatos y patronales y eliminar las de las "asociaciones islámicas", "de feminismo supremacista" y "ONGs ideológicas"; la cosa ha quedado en un control y en la eliminación de las que no cumplan con una utilidad pública o social.

Por el camino también se han quedado otras pretensiones de Vox —no dejarán de pelear por ellas, según el partido, ni por la eliminación de las leyes "ideológicas"—, como el cambio del día de Andalucía para celebrar así la Reconquista o la declaración institucional de apoyo a una devolución al Estado de las competencias transferidas. Medidas como estas, en todo caso, no habrían podido llevarse a cabo unilateralmente por la Comunidad.

En total, más de una quincena de medidas sueltas propuestas por Vox al principio, dentro de los 18 puntos del documento original, han quedado enterradas, aunque sí ha logrado que se mantengan, por el contrario, otras como la eliminación de la ley de Memoria Histórica o la defensa de los toros y la caza. Hay, asimismo, alguna novedad, como la medida sobre los fondos de cooperación al desarrollo, que no constaba antes en ninguna parte.

Tanto PP como Vox han anunciado —por separado— el acuerdo destacando que ha habido muchas renuncias y que el cambio en Andalucía era prioritario; una suavidad que contrasta con la elevada tensión mediática vivida solo un día antes y que hacía indicar, al menos en apariencia, que unas nuevas elecciones estaban cerca. Ciudadanos, por su parte, ha optado por mantenerse al margen de cualquier contacto con Vox.

Estas son las 23 concordancias o equivalencias entre los dos pactos, según el número que consta en el epígrafe de cada medida:

Encuesta

¿Estás de acuerdo con que el PP haya pactado con Vox para acceder a la presidencia de Andalucía?

Consulta aquí más noticias de Sevilla.