Juanma Moreno
El presidente del PP-A, Juanma Moreno (i), estrecha la mano con el líder andaluz de Vox, Francisco Serrano. EFE/Jose Manuel Vidal.

Este miércoles Vox ha llegado a un acuerdo con el PP para la investidura de Juanma Moreno a la Presidencia de la Junta de Andalucía. El pacto consiste en 37 objetivos que los populares han suscrito junto al partido ultraderechista para gobernar en la región tras 39 años de gobierno socialista.

Del polémico documento de 18 propuestas presentado el martes por Vox, se ha pasado a otro pactado con los populares que incluye medidas más generales y del que se desaparecen gran parte de las exigencias que el partido liderado por Santiago Abascal realizaba hasta ahora. Sobre todo tres: la derogación de ley de violencia machista, la celebración de la Reconquista o la expulsión de 52.000 inmigrantes en situación irregular.

Violencia machista

No hay ni rastro de la medida que exigía derogar la ley contra la violencia machista. Vox había exigido para que se abriese una negociación con PP y Cs la sustitución de la ley de violencia de género por otra "eficaz", e incluso, los populares llegaron a ofrecer ayudas hombres por violencia doméstica para que cediesen, pero en este nuevo documento no se menciona nada de eso.

Lo mismo ha pasado en el caso de la "derogación de la Ley 8/2017", la ley que garantiza los derechos de igualdad de trato y no discriminación de las personas LGTBI, y tampoco aparece la "derogación de la Ley 12/2017", la ley que promociona la igualdad de género en Andalucía.

En las nuevas propuestas mantiene la de "crear una consejería de familia", pero elimina algunos puntos de ella como es el de "asegurarse que las mujeres con embarazos indeseados no reciban coacciones o presiones de su entorno que la obliguen a abortar" y la "vigilancia del cumplimiento efectivo de la Ley de Autonomía del Paciente, que prescribe informar sobre los riesgos de la intervención". Así como el punto en el que pretenden "promover a organismos pro-familia y pro-natalidad".

Expulsión de inmigrantes

Otras de las propuestas de Vox trataba "la inmigración ilegal" y de ella ha tenido que recortar más de la mitad. Vox ha pasado de pedir "la expulsión de 52.000 inmigrantes ilegales" y eliminar las ayudas para este colectivo a defender, de manera general, el "cumplimiento de la legislación vigente en materia de inmigración" y "apoyo a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado" que vigilan las fronteras.

Otro frente es "el fundamentalismo islámico", en el que solo menciona que hay que "prevenir la amenaza" y elimina de ese punto "la supresión de subvenciones a asociaciones islámicas", "que las entidades islámicas cooperen" y "vigilar sus enseñanzas".

Mantiene la propuesta de "luchar contra el turismo sanitario" pero sin hacer mención de "una cooperación con la policía y los consulados de España en el  extranjero" que aparecía en el documento inicial.

El Día de Andalucía

La otra propuesta que tampoco aparece en el nuevo documento el punto que hace referencia al Doce de Octubre. En el anterior pedía que se "celebrase en las instituciones que dependan de la Junta, incluidos los centros escolares, con prioridad sobre cualquier otra fecha". Así como que el Día de Andalucía pasase del 28 de febrero al 2 de enero, "en conmemoración de la culminación de la Reconquista".

De ello, solo mantiene la propuesta de "apoyar y promover las expresiones culturales y populares andaluzas como el flamenco o la Semana Santa".

Educación y sanidad 

Vox ha conseguido que el PP apruebe su propuesta "de garantizar la libertad educativa y el derecho de los padres a elegir el modelo que desee para sus hijos, evitando injerencias de los poderes públicos" y "garantizar la coexistencia entre la educación pública, privada, concertada y diferenciada". Sin embargo, desaparece del acuerdo que los "centros de formación no difundan ninguna ideología que niegue hechos científicos indubitados, con especial atención a la biología".

También desaparece la idea de que la Junta preste asistencia legal y económica a los andaluces que residan en otras comunidades y que "se vean obligados a escolarizar a sus hijos en una lengua regional".

De los 37 puntos que pactan, solo uno está dedicado a la Sanidad y es el "desarrollo de un plan de mejora de la sanidad pública, que contempla el reforzamiento de las unidades de cuidados paliativos", entre otras mejoras.

Canal Sur

Vox no ha logrado introducir en el pacto firmado la reducción de Canal Sur a solo un canal y con la mitad de presupuesto. El texto apenas menciona ahora que hay que "reducir el gasto, mejorar la eficiencia y racionalizar los recursos de la Radio Televisión Andaluza".

En cuanto al resto de propuestas económicas, Vox, Ciudadanos y el PP coinciden y se aceptan gran parte de sus propuestas, que son más bien generales. 

Abascal presume del pacto

El partido ultraderechista ha conseguido con este acuerdo unos tres puntos fundamentales en su discurso: una ley de protección de la tauromaquia y de la actividad cinegética, la sustitución de la Ley de Memoria Histórica por "la Ley de la Concordia".

Estas conquistas parecen satisfacer al presidente de Vox, Santiago Abascal, que ha presumido del acuerdo alcanzado y ha asegurado que, de esta forma, el partido de Pablo Casado asume desarrollar "una parte importante" del programa de esta fuerza de extrema derecha.

Abascal ha escrito un mensaje en su cuenta de Twitter tras el pacto: "Dijimos que no seríamos ni un obstáculo para el cambio ni la alfombra de otros", señala Abascal, quien añade: "400 mil andaluces tendrán un presidente que ha firmado desarrollar una parte importante del programa de Vox".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.