Candidatos a las elecciones andaluzas
Candidatos a las elecciones de Andalucía 2018. AGENCIAS

Tras el vuelco causado en la política española por los resultados de las elecciones en Andalucía, este lunes partidos y líderes han comenzado a barajar sus posibilidades de pactos para alcanzar la presidencia.

El PP (26 escaños) y Ciudadanos (21) han expuesto sus primeras intenciones, a pesar de haber sido segunda y tercera fuerza, por detrás de un PSOE (33 escaños) que ha tenido una amarga victoria: es el partido que tiene más escaños, pero ha sufrido una debacle que de momento pone a Susana Díaz muy lejos del palacio de San Telmo.

Mientras, la irrupción de Vox (12 escaños)coloca al partido de Santiago Abascal como la posible llave que desalojaría a los socialistas del poder en la comunidad.

Los siguientes son las posibles combinaciones de pactos a las que pueden llegar los partidos andaluces, según sus escaños y disposiciones.

PP- Cs-Vox, el pacto más probable

Juanma Moreno (PP), presidente, apoyado por Ciudadanos y Vox. De todas las opciones, esta es la más probable de momento, aunque con matices, pues esta alianza suma 59 escaños y supera con amplitud los 55 de mayoría absoluta requeridos.

Moreno ya ha dicho que no ve "dificultades" para pactar con Ciudadanos y también considera que están capacitados para llegar a "un punto de encuentro" con Vox. De hecho, el presidente del partido, Pablo Casado, ha señalado que ya ha mantenido contactos con Albert Rivera y con Santiago Abascal.

Mientras tanto, el mismo Abascal también ha abierto la puerta a pactos al decir que su formación "nunca" va a ser un "obstáculo" para que haya en Andalucía una mayoría alternativa y ha recalcado que, si depende de ellos, se acabará con el "régimen de corrupción y clientelismo que representa el PSOE".

Cs-PP-PSOE

Juan Marín de presidente, apoyado por el PP con la abstención del PSOE. Implicaría esperar a la segunda votación en el Parlamento andaluz, en la que solo se requiere mayoría simple y que el candidato propuesto tenga más síes que noes. Los votos de Ciudadanos y PP sumarían 47, pero tendrían que contar con la abstención del PSOE para facilitar el camino.

Esta la opción esgrimida por el secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, que ha pedido al PP y al PSOE que sean "responsables" y no bloqueen un cambio en Andalucía, aunque en última instancia, si no hay un acuerdo, no ha descartado "ningún escenario", incluida la opción de Vox, para que gobierne el candidato naranja, Juan Marín. Cs pone sobre la mesa un gobierno en solitario con apoyo del PP y del PSOE y solo cierra la puerta a la posibilidad de que gobiernen los socialistas.

PSOE-AA-Cs

Susana Díaz presidenta, con el apoyo de Adelante Andalucía y la abstención de Ciudadanos. También implica ir a una segunda votación en el Parlamento que solo requiera mayoría simple. PSOE y Adelante Andalucía sumarían 50, y necesitarían la abstención de Ciudadanos para contrarrestar una posible oposición de PP y Vox.

Díaz, en una comparecencia ante los periodistas, ha sostenido que ha ganado las elecciones, que quiere formar gobierno y que habría dimitido si hubiera perdido. Su intención es que Cs apoye al PSOE y para ello se pondrá en contacto con todos los partidos constitucionalistas, entre los que no incluye a Vox, al que sitúa "en la extrema derecha".

Sin embargo, el secretario de Organización socialista, José Luis Ábalos, ha abierto la puerta a la dimisión de Díaz.

Aunque sería un aliado natural del PSOE, de momento Adelante Andalucía ha descartado cualquier tipo de pacto con otras fuerzas políticas porque ha dicho que el escenario actual es que Ciudadanos y el PP dirimen "quién gobierna con el apoyo de Vox", según ha dicho el coordinador andaluz de IU y número dos de la coalición, Antonio Maíllo. Pablo Echenique, secretario de Organización de Podemos, ha preferido este lunes hacer un llamamiento a la "autocrítica" para analizar su caída en escaños.

Cs-PSOE-AA

Marín presidente, con los votos del PSOE y la abstención de Adelante Andalucía. Una de las opciones menos probable, dado que uno de los factores que precipitaron estas elecciones fue la retirada del apoyo de Cs a Díaz. La formación naranja y los socialistas sumarían 54 escaños, y en segunda votación requerirían la abstención de la coalición de Teresa Rodríguez.

Además, la llegada de Marín a la presidencia se topa con la oposición expresa del PSOE. Desde Ferraz, Ábalos, ha rechazado darle la presidencia la formación naranja. Por su parte, Díaz ha manifestado que lo normal en democracia es que "el tercero apoye al primero" (es decir, que Cs apoye al PSOE) y no al revés.

Nuevas elecciones

La fecha clave para que alguna de estas posibles alianzas se cristalice es el próximo 27 de diciembre, fecha de constitución del Parlamento. A partir de ahí se deberá presentar un candidato a la investidura y se señalará la fecha de la primera votación, en la que se requiere una mayoría absoluta de 55 votos.

Si no hay consenso, 48 horas después se celebrará la segunda votación, en la que se requiere solo mayoría simple. Si en esta tampoco hay candidato elegido, comienzan a contar los dos meses para volver a presentar un nuevo candidato. Si nadie logra el apoyo de la cámara en este segundo intento, los andaluces tendrán que ir de nuevo a las urnas.

Encuesta

¿Qué pacto de Gobierno preferirías para Andalucía?