Susana Díaz en el día después de las elecciones andaluzas
Susana Díaz en el día después de las elecciones andaluzas. EFE

La presidenta en funciones y candidata el PSOE en Andalucía, Susana Díaz, ha comparecido ante los medios este lunes para valorar los resultados de las elecciones de este domingo, en las que ha sido la fuerza más votada pero ha perdido 14 escaños.

"A pesar de haber ganado, nos hubiera gustado que los resultados fueran otros y que la extrema derecha no hubiera entrado", ha declarado con un rostro visiblemente serio.

Susana Díaz ha dicho que "si hubiera perdido, me hubiera ido" y ha lamentado que "no puedo estar contenta cuando ha habido miles de andaluces de izquierda que se han quedado en su casa, ni con que la extrema derecha haya llegado al Parlamento", en referencia a la irrupción de Vox, que ha logrado 12 diputados en el Parlamento.

"Nuestra responsabilidad es impedir que la extrema derecha tenga la llave de la gobernabilidad en Andalucía", ha añadido Díaz.

La presidenta en funciones ha confirmado que va a llamar "al resto de fuerzas políticas, menos a quienes no respetan el Estado de Derecho y la Constitución. Es evidente que no voy a llamar a Vox. Los demás tendrán que decir qué van a hacer también", ha sostenido.

Susana Díaz ha reconocido que "el PSOE tiene que hacer una reflexión en su conjunto sobre cuál es su papel para reforzar las instituciones e impedir que otros las deterioren".

Preguntada sobre los posibles pactos, Díaz ha declarado que para ella "lo más normal es que el tercero (Ciudadanos) apoye al primero (PSOE)".

"Lo que merecen los andaluces y más del millón de personas que han votado al PSOE es que se sientan orgullosos de su voto", ha subrayado la socialista.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.