Lazos amarillos junto al Parlament
Lazos amarillos en la verja del Parlament. Marta Pérez / EFE

La percepción de los españoles respecto a la situación de Cataluña sigue siendo pesimista tras seis años de proceso independentista: la inmensa mayoría (un 84%) cree que esta comunidad está partida en dos, y la percepción no varía sustancialmente entre los votantes de los cuatro principales partidos a nivel nacional. Así se desprende de la encuesta de Metroscopia para Henneo, realizada entre el 17 y el 19 de septiembre, después de la Diada catalana.

Además, el 69% asegura que la cuestión catalana ha empeorado en este último año, una creencia bastante amplia entre los votantes del PP (90%) y Ciudadanos (84%), pero también importante entre los electores socialistas (59%) y Unidos Podemos (54%).

Ante este panorama, la gran mayoría de los ciudadanos (un 82%) considera que los políticos independentistas catalanes que actualmente están en prisión o huidos de la justicia cometieron un delito, que el 54% califica de rebelión, mientras que un 28% apunta a que se trata de un delito, pero no de tanta gravedad. Tan solo el 14% cree que estos líderes secesionistas no cometieron delito alguno.

Del mismo modo, un 57% de los encuestados avalan la decisión judicial de mantener a los políticos independentistas procesados en prisión preventiva mientras están a la espera de que se celebre el juicio. Los votantes del PP (un 86%) y Ciudadanos (80%) son los que más apoyan esta medida, mientras que los votantes del PSOE están más divididos (un 55% es partidario frente al 43% que no cree que deban seguir en la cárcel) y entre el electorado de Unidos Podemos hay un consenso más amplio (un 71% frente al 25%) entre quienes ven inadecuada esta decisión.

En lo referente a la colocación en lugares públicos de lazos amarillos o cualquier otra simbología en apoyo a los líderes independentistas en prisión, la mayoría de españoles (un 57%) creen que se trata de una apropiación indebida de un espacio que pertenece a todos por igual, frente al 37% de los encuestados que consideran este gesto un ejercicio de la libertad de expresión.

Sánchez, el más capaz para resolver la situación

Por otro lado, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (con un 31%), se ha convertido en el líder que los españoles ven como el más capacitado para desatascar el proceso independentista de Cataluña, según la encuesta de Metroscopia, seguido de Albert Rivera (21%). El dirigente de Ciudadanos cae a un segundo puesto si se compara con la encuesta del pasado mes de abril, cuando Rivera (29%) era el político más capaz, mientras que el Sánchez sube de un tercer puesto (16%) a un primero.

Pablo Iglesias, por su parte, baja de una segunda (18%) a una tercera posición (13%) respecto al mes de abril, mientras que Pablo Casado (PP) se mantiene en última posición (7%) y sería, según Metroscopia, el político con menor capacidad para solucionar la situación catalana. El expresidente del Gobierno Mariano Rajoy, quien también ocupó la última plaza en abril, obtuvo más apoyos que Casado entonces, un 12% en total.