Pedro Sánchez
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la sesión de control al Gobierno en el Congreso. Juan Carlos Hidalgo / EFE

El Congreso aprobó este jueves tres reales decretos ley de los ocho que ha aprobado Pedro Sánchez desde que en junio llegó al Gobierno con un exiguo grupo parlamentario de 84 diputados.

La exhumación de los restos de Francisco Franco del Valle de los Caídos, la prórroga a la ayuda de 430 euros para parados de larga duración y las medidas contra la violencia machista han sido las últimas decisiones del Ejecutivo que el Congreso ha validado en apenas unas semanas, acortando un procedimiento que suele durar meses.

Desde su llegada a la Moncloa, Sánchez no ha dejado de utilizar el real decreto ley, una figura jurídica que convierte en norma una decisión del Ejecutivo a través de una única votación en el Congreso y que está prevista para casos de "extraordinaria y urgente necesidad". Tiene que ser convalidado por la Cámara en votos como los de ayer, pero el Gobierno se ahorra el procedimiento legislativo ordinario en el que los grupos pueden presentar enmiendas a sus propuestas legislativas.

Con los reales decretos ley es más fácil convertir propuestas del Gobierno en leyes, acortando el proceso parlamentario, que se reduce a un debate y una votación.

Desde mitad de junio, el Gobierno ha echado mano ocho veces del real decreto ley para intentar —y lograr, de momento— que sus decisiones entren en vigor. Desde la renovación temporal de RTVE, ha conseguido sumar una mayoría a favor de los siete decretos que ya han ido al Congreso, para que entren en vigor la universalidad de la sanidad, una convocatoria de empleo público para gestionar peticiones de asilo o el reglamento europeo de protección de datos, además de las tres aprobadas ayer.

En el caso de la sanidad universal y las medidas contra la violencia machista, el Gobierno tuvo que comprometerse a tramitarlos como ley ordinaria, pero para entonces ya habrán entrado en vigor.

El viernes pasado, el Consejo de Ministros aprobó un octavo real decreto ley, para la seguridad de las redes, que tendrá que llegar al Congreso en las próximas semanas.

Críticas de la oposición

La oposición reprocha a Sánchez que abuse del mismo instrumento que tanto criticó a Rajoy.

Este jueves, el exministro de Interior del PP Jorge Fernández Díaz se lo afeó a la vicepresidenta, Carmen Calvo, durante el debate en el Pleno sobre la convalidación del decreto ley para la exhumación de Franco.

Fernández le recordó a Calvo que el PSOE llevó a Rajoy al Tribunal Constitucional y puntualizó que algunas veces les dio la razón porque la urgencia no estaba justificada.

Calvo replicó que "en 40 años de democracia, el récord en la utilización de decretos ley lo tiene en 2012 el PP, con mayoría absoluta, que ya es absurdo".

Reforma laboral por decreto

A pesar de las críticas de la oposición, el Gobierno podría aprobar otro decreto ley para modificar la reforma laboral que Mariano Rajoy propició, también por decreto ley, en 2012, tres meses de llegar por primera vez a la Moncloa.

En entrevista a 20minutos, la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, declaró que intentará que se tramite de manera ordinaria, pero "si no queda más remedio" será por decreto. "Si puedo irá vía ley. Pero es urgente que el mercado de trabajo funcione bien, así que si no queda más remedio utilizaremos esa vía", ha declarado.