Refugiados sirios llegan a España
Refugiados sirios llegan a España. MINISTERIO DEL INTERIOR

Congreso han dado este jueves luz verde al real decreto ley aprobado por el Consejo de Ministros para la oferta extraordinaria de empleo público de 323 plazas con el objetivo de atender el "exponencial" incremento de solicitudes de asilo, según ha selañalado la ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet, con unas cifras que el Gobierno calcula que llegarán a 50.000 a finales de este año.

No sin críticas a la gestión migratoria del Gobierno, prácticamente todos los grupos -salvo Bildu, que se ha abstenido- han respaldado un real decreto ley que el Gobierno aprobó en julio para aumentar personal en los ministerios del Interior y de Trabajo y Migraciones responsables de gestionar  las solicitudes de asilo y la atención a los refugiados, una necesidad que, según ha defendido Batet, se deriva del hecho de que España se ha convertido en los últimos años en la "una de las puertas de entrada a la UE de quienes reclaman protección frente a sus países".

"El número de solicitudes de asilo y refugiados ha sido tradicionalmente residual en nuestro país", ha señalado la ministra, que ha añadido que "en los últimos años ha cambiado y España se ha convertido en una de las puertas de entrada en la UE" de personas que piden asilo político.

Por este motivo, Batet ha afirmado que las oficinas de asilo y asistencia a los refigiados se encuentran en una "situación insostenible". El Gobierno busca descongestionar la situación con la convocatoria de 323 plazas de empleo público para la que este jueves ha solicitado la luz verde del Congreso.

Según las cifras del Gobierno, en 2016, las solicitudes de asilo fueron "algo más de 15.000" y se doblaron en 2017 con "más de 30.000"y "los medios de la Administración son los mismos". El Gobierno espera que 2018 cierre con "50.000 expedientes sin resolver", ha dicho la ministra.

Plazas para Interior y Trabajo

Batet ha defendido este jueves el decreto ley que aprobó en julio el Consejo de Ministros para convocar 323 plazas de empleo público, 231 dependientes del Ministerio del Interior y 92, del de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social para atender al incremento de personas que llegan a nuestro país y que solicitan asilo político.

Según explica el Gobierno en el decreto ley, "el incremento de las migraciones hacia nuestro país, con un significativo aumento aumento del número de personas llegadas de manera irregular a en nuestras costas y a las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, ha hecho que se incremente exponencialmente la carta de trabajo en materia migratoria".

Este fenómeno, añade el Ejecutivo, ha hecho crecer el número de peticiones de asilo en los últimos años, con un "gran volumen creciente de solicitudes de asilo, apátridas y otras figuras de protección internacional que hacen urgente la necesidad de mejora de la dotación de estos servicios para su normal funcionamiento".

Para ello, el Gobierno aprobó convocar 231 plazas de acceso por turno libre dependientes del Ministerio del Interior para reforzar los servicios en materia de reconocimiento del derecho de asilo, que se distribuyen en 191 plazas para el Cuerpo de Gestión de la Administración Civil del Estado y otras 40 correspondientes al Cuerpo General Administrativo de la Administración del Estado.

Asimismo, otras 92 plazas dependientes del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social para la acogida de refugiados, que se distribuyen en 21 para la Escala Técnica de Gestión de Organismos Autónomos especializados en Empleo, 60 para el Cuerpo de Gestión de la Administración Civil del Estado, tres para el Cuerpo de Gestión de Sistemas e Informática y otras ocho correspondientes al Cuerpo General Auxiliar de la Administración del Estado.

Apoyo crítico

A lo largo del debate, rácticamente todos los grupos han asegurado su voto afirmativo a esta oferta pública de empleo, aunque también con críticas a la gestión migratoria del Gobierno, empezando por el PP, cuya diputada Susana López Ares ha considerado que las 323 plazas de empleo público son una "insignificancia" y "no se ajusta a una necesidad seria de planificación",

"Vuelven a improvisar, a poner parches con estas 323 plazas, como la propuesta de ayer de 40 millones para la acogida sanitaria entre comunidades para los menores no acompañados. ¿Ustedes creen que de con 40 millones se puede dar cobertura a 7.000 menores?", ha preguntado López Ares, que ha atribuido al PSOE, no al PP, el incremento de llegadas de migrantes a España

Unidos Podemos ha sido uno de los que ha dado una de cal y otra de arena al Gobierno. Su diputado Marcelo Expósito se ha mostrado "perplejo" porque con la situación que describe el Gobierno en la gestión de asilo, "y con la que ha caído este verano", no se tomen más medidas que una convocatoria extraordinaria de empleo y no un "plan integral para reformar el conjunto de la política migratoria y mejorar un sistema de acogida que está en colapso".

"Su Gobierno apenas maneja con la mano izquierda lo que está borrando con la derecha", ha Expósito a Batet. "Abren por la izquierda el puerto de Valencia (al buque Aquarius) y por la derecha el ministro (de Fomento, José Luis ) Ábalos dice que es una media puntual de carácter humanitario, como si los puertos fueran del ministro y le estuvieran haciendo un favor a alguien".

Ciudadanos también ha apoyado un decreto ley que, según su diputada Melissa Rodríguez, sí es necesario, aunque también ha pedido "menos fotos y más liderazgo" al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, al que ha reprochado la "falta de liderazgo" en materia migratoria en la UE.

Igual que ha hecho PdeCat, la diputada de ERC Ana María Surra también ha confirmado durante el debate el apoyo de su grupo, no sin criticar que esta convocatoria "encubre" un incremento de medios al Ministerio del Interior, que no los destina a los refugiados "sino que los despilfarra en Cataluña bajo la excusa de una necesidad de seguridad que es falsa" y está promovida, ha dicho, "por la extrema derecha".

A pesar de que ERC ha apoyado la oferta de empleo extraordinaria que el Gobierno ha pedido este jueves al Congreso, Surra también ha lamentado que el grueso de las plazas sean para Interior, no para Trabajo, "porque seguimos asociando el refugio con las devoluciones en caliente y no con un sistema de acogida".