El PP y Ciudadanos han aludido este jueves a cuestiones formales para negar su apoyo y absternerse en la votación en la que este jueves el Congreso ha convalidado el real decreto ley para exhumar los restos de Francisco Franco del Valle de los Caídos."Nosotros no les vamos a acompañar", ha dicho por el PP el exministro del Interior  Jorge Fernández Díaz, que ha añadido que "me da vergüenza que en España haya una comisión de la verdad".

Por su parte, el secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, ha afirmado que la "solución" del Gobierno para acabar con la "anomalía" que supone que Franco siga en el Valle de los Caídos "es parcial e insuficiente" y una "cortina de humo" para ocultar la "incapacidad del Gobierno.

Frente a las abstenciones del PP y Ciudadanos, el resto de los grupos han votado a favor de la exhumación de los restos de Francos, que la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha defendidos para "normalizar" una "democracia madura" como la española, donde se da la "anomalía" de "la presencia de los restos del dictador en el mismo lugar donde están las víctimas, de uno y otro bando".

En el grupo del PP ha habido dos diputados que han votado "no", entre ellos, el expresidente del Congreso, Jesús Posada. A la salida del Congreso, ha afirmado que se ha tratado de un "error".

"Llevamos retraso de mucho tiempo para normalizar una situación en una democracia madura y larga en el tiempo como la nuestra, que consiste en tener al dictador en un mausoleo de Estado y un lugar donde puede ser exaltado", ha dicho.

Al término del debate, Calvo, ha agradecido los votos a favor comprometidos por los diputados de todos los grupos menos PP y Ciudadanos. En relación a los que no lo han hecho, ha aventurado que "es muy difícil ponerse de perfil de la dictadura".

En nombre del PP, Fernández Díaz no ha detenido prácticamente en el fondo de la cuestión -la exhumación de Franco- para centrarse en la forma. Preguntado en los pasillos del Congreso sobre si está de acuerdo con que los restos del dictador permanezcan en el Valle de los Caídos, ha dicho que "no quiero entrar en ese tema".

"El Valle de los Caídos no es un mausoleo, es una basílica y un cementerio, porque contiene los restos de más de 30.000 personas que murieron en la Guerra Civil en los dos bandos", ha apuntado el diputado del PP, que ha recordado que allí hay también una comunidad de monjes benedictinos, que "hacen los que hacen los benedictinos, ora et labora".

Al inicio del debate, Calvo había advertido de que "quien no vea la urgencia no ve la necesidad; quien no vea la forma, es que no esta viendo el fondo", pero eso es justo lo que ha hecho el PP, rechazar la forma, un real decreto ley, para la exhumación urgente de los restos de Franco para la que el PP no ve la prisa.

"Ustedes intentan convencernos de la necesidad de exhumar a Franco 43 años después", ha dicho Fernández Díez, para quien la comisión de la verdad que propone el Gobierno supone "una enmienda a la totalidad de la Transición".

Por su parte, Villegas ha coincidido con el Gobierno en que es "una anomalía tener un monumento que exalta la dictadura y al dictador" y también en que hay que  "poner soluciones", pero no la "cortina de humo" que ha acusado al Ejecutivo de presentar para ocultar "la incapacidad" de su presidente, Pedro Sánchez.

Para Ciudadanos, el decreto que este jueves ha convalidado el Congreso "es parcial e insuficiente" y no obedece a las recomendaciones del informe de expertos de 2011 que también ha mencionado la vicepresidenta como una de las veces que el Congreso dio luz verde a la exhumación de Franco. Para Villegas, no respeta ni las indicaciones de "resignificación" del Valle de los Caídos ni de "reconciliación" ni "consenso" político.

"Utilicemos mecanismos adecuados, no nos traiga chapuzas, trabajemos en serio para que el Valle de los Caídos no sea un monumento al dictador", ha dicho.

Posteriormente, la portavoz del PSOE, Adriana Lastra, ha calificado estos argumentos de "tretas de Ciudadanos a las que estamos acostumbrados".

"Normalizar la democracia"

La vicepresidente ha hecho una mención especial a las víctimas de la guerra y la dictadura que yacen en "cunetas" y ha afirmado que "no hay respeto, justicia, paz y concordia mientras que los restos de Franco estén en el mismo lugar que sus víctimas".

Por ello, Calvo ha solicitado a la Cámara "el cierre" de tal anomalía "en la única dirección posible" con la exhumación de Franco de acuerdo al procedimiento que contempla el real decreto ley que votará este jueves el Congreso.

"Lo queremos hacer con las garantías propias de un Estado de Derecho, que dan las garantías a los afectados, el respeto a los restos mortales que se han de trasladar, pero sobre todo a todas las víctimas y en particular a los miles de víctimas que tenemos todavía sin identificar en fosas comunes", ha dicho Calvo.

La vicepresidenta ha recordado que el Congreso ya se ha pronunciado sobre la exhumación en tres ocasiones, "sin ningún voto en contra", desde que en 2007 se aprobara la Ley de Memoria Histórica que este real decreto ley desarrolla y también ha recordado "las insistentes peticiones de la ONU" a este respecto.

Antes del debate y la votación sobre el real decreto ley, la vicepresidenta ha advertido de que "quien no vea la urgencia no ve la necesidad; quien no vea la forma, es que no esta viendo el fondo".

Inmediata exhumación

En el real decreto ley, el Gobierno se atribuye la tarea de asegurar "las condiciones adecuadas de dignidad y respeto" para la "inmediata" exhumación de los restos de Franco, que se declara "de urgente y excepcional interés público, así como de utilidad pública e interés social".

El objetivo es reservar el Valle de los Caídos como un lugar donde "sólo podrán yacer los restos mortales de las personas fallecidas a consecuencia de la Guerra Civil española, como lugar de conmemoración, recuerdo y homenaje a las víctimas de la contienda", dice el real decreto que, de esta manera, excluye a los vencedores, Franco entre ellos.

"Que el Valle de los Caídos se consagre como un lugar destinado a honrar y rehabilitar la memoria de todos los fallecidos en la Guerra y la represión política posterior", dice el real decreto ley que el Gobierno ha sometido este jueves a la convalidación del Congreso.