Pablo Crespo, exsecretario de Organización del PP de Galicia, ha asegurado al juez José María Vázquez Honrubia que 9 empresarios financiaron irregularmente al PP valenciano a cambio de adjudicaciones de obras, de cara a las campañas autonómicas de 2007 y de las generales de 2008.

La trama Gürtel, a través de Orange Market, emitía facturas irregulares a estos empresarios y desviaba parte de ese dinero al PP de la Comunidad Valenciana, según Crespo. Además, ha asegurado que Ricardo Costa fue quien ordenó los pagos irregulares y ha señalado también que Álvaro Pérez, El Bigotes, hizo gestiones "directas o indirectas" también con Francisco Camps, expresidente de la Generalitat Valenciana, y con Vicente Rambla, exvicepresidente. También ha asegurado que la trama corrupta hizo gestiones, entre otros, con Adela Pedrosa, ex secretaria general del PPCV y actual senadora del PP. Asimismo, según Crespo, El Bigotes hizo gestiones con los presidentes provinciales de Castellón, Carlos Fabra, Valencia, Alfonso Rus, y Alicante, Joaquín Ripoll, todos ellos implicados en diferentes casos de corrupción.

Las confesiones de Crespo, Correa y los nueve empresarios dejan en una posición muy comprometida a Ricardo Costa, ex número dos del PP valencianoDe esta manera, Pablo Crespo ha secundado la declaración de Francisco Correa, cerebro de la trama Gürtel. Las confesiones de Correa, Crespo y los nueve empresarios dejan en una posición muy comprometida a Ricardo Costa, ex secretario general del PP valenciano y señalado directamente por Correa.

Por ello, como adelantó 20minutos.es, Ricardo Costa se está planteando, a su vez, realizar también "confesiones" con las que podría tratar de incriminar a la dirección nacional del partido, o a su inmediato superior en aquel momento, Francisco Camps. Al respecto, Costa ha denunciado presiones de Camps para evitar su posible confesión ante el juez, algo que Camps tacha de "completamente absurdo".

Por su parte, el actual coordinador general del PP, Fernando Martínez-Maillo, ha negado que Génova tenga algo que ver con la posible financiación irregular del PP valenciao y ha recalcado que el PP es un partido descentralizado.

Crespo ha dicho textualmente en su declaración: "Hubo una parte de facturación de trabajos realizados para el PP que fueron pagados a través de los empresarios que el otro día prestaron aquí declaración", ha dicho Crespo siguiendo la línea de confesión que comenzó hace unos días el presunto líder de la trama, Francisco Correa, y después de haber pedido 48 horas de aplazamiento del juicio para replantearse si confesaba a cambio de atenuantes. Además, ha confirmado que "una parte de los trabajos que se hicieron con el PP se pagó en efectivo, dinero que no se declaró y que fue a parar en su práctica totalidad a la llamada caja b del señor Correa".

Una parte de los trabajos que se hicieron con el PP se pagó en efectivo, dinero que no se declaró y que fue a parar a la llamada caja B de Correa"

Reanudación del juicio

La Audiencia Nacional ha reanudado este viernes el juicio a la rama valenciana de Gürtel tras un parón de 48 horas en el que las defensas de dos miembros de la red, Pablo Crespo y Álvaro Pérez, 'El Bigotes', se han planteado la posibilidad de cambiar su estrategia y reconducirla hacia una posible confesión de sus representados.

Ambos solicitaron al juez el pasado miércoles el aplazamiento del juicio a raíz de la declaración de Correa, en la que reveló un supuesto sistema de financiación irregular del PP valenciano. Correa apuntó directamente a Costa -acusado en el juicio- como el que les exigió cobrar trabajos de las campañas de 2007 y 2008 a través de facturas falsas a otros empresarios.

Reducción de la pena

De momento, la confesión de Correa puede suponerle una reducción en la petición de pena de la fiscal Miriam Segura, que podría rebajarla incluso a 7 años y 9 meses de cárcel, según algunas fuentes, frente a los 22 que solicita por el momento si se demuestra que verdaderamente ha colaborado con la justicia. Ahora, faltaría confirmar si tras la confesión de Crespo, y la probable de Álvaro Pérez, El Bigotes, también hay reducción de pena para ellos. En cambio, Ricardo Costa tendría muy complicado eludir una condena de cárcel, ya que ha sido señalado, de momento, por Correa y Crespo.