11M
¿Culpables
o
inocentes?

En la madrugada del 11 de marzo de 2004, antes de que se produjese el fatídico atentado, tres utilitarios se desplazaban camino de sus objetivos terroristas.

En el tercero de estos vehiculos, detrás de un Skoda Fabia, viajaba Fouad El Morabit, un ingeniero electrónico miembro del comando de la Virgen del Coro que, no obstante, estaba estrechamente seguido por orden del Juzgado Central de Instrucción número 4 antes del 11-M.

Según la Audiencia Nacional, era uno de los contactos personales de Mohamed 'El Egipcio', y una de las personas que le ayudaban a reclutar a ciudadanos sirios para su célula durmiente

Foud El Morabit se enfrentaba a 12 años de prisión, a los que finalmente le han condenado, por:

  • Pertenencia o integración en organización terrorista. Entre 8 y 14 años de prisión (artículos 515.2 y 516.2 del Código Penal).

DECLARACIÓN DE EL MORABIT

Fouad El Morabit compareció ante la sala, respondiendo directamente en español. A las preguntas que le relacionaban con los atentados del 11-M, El Morabit ha contestado con contundencia, y a veces indignación, que no tenía nada que ver.

Fouad El Morabit ha condenando "rotundamente los atentados". También ha exculpado a su amigo y compañero de vivienda, Basel Ghalyoun.

En cuanto a su relación con Serham, 'El Tunecino', Morabit ha dicho que lo conocía, pero que no lo podía considerar como amigo.

El Morabit ha declarado que le quitó importancia a unas palabras que dijo El Tunecino de que iba "a pasar "algo fuerte" en España, ya que de saber algo sobre el atentado habría actuado para evitarlo.

El procesado ha declarado que cuando se enteró de los atentados pensó que "era ETA como otros ciudadanos".