El palentino Javier Burón le pone música y letra a la relación de "amor-odio" que tienen con España aquellos que se han visto "obligados" a abandonar el país "por falta de oportunidades". Lo llama 'El síndrome del emigrado' y es el primer tema de 'Whisky por favor', un dúo con el que el cantante y compositor castellanoleonés ha podido amortiguar su "desesperación" laboral, ganar "algo de dinero" y denunciar, con la voz rota y la guitarra viva, el "desperdicio" de la generación "más preparada de la historia".

Página 1 de 10