Agentes de Policía, en Londres.
  • Un antiguo jefe de la Policía de Londres advierte del agotamiento policial.
  • Los jueces toman declaración a los 1.600 detenidos por la ola de violencia.
  • El delito más frecuente es el robo con allanamiento y desorden público.
  • La imagen de David Cameron se está viendo desgastada por los desencuentros del primer ministro con la Policía y las encuestas que desacreditan su actuación.
  • Muchos recelan de la capacidad de Londres para garantizar la seguridad de cara a los Juegos Olímpicos de 2012.
Un joven sujeta un juguete frente a un coche ardiendo, durante los enfrentamientos que se viven en el conflictivo barrio de Hackney, al este de Londres.
  • La Policía británica es el objetivo principal de los ataques.
  • Los disturbios comenzaron tras la muerte de un hombre de raza negra en el barrio de Tottenham por un presunto disparo de un agente de policía.
  • La violencia ha estallado en Londres, pero se extiende a otras ciudades.
Varios bomberos frente a un edificio en llamas durante los disturbios que tuvieron lugar en Tottenham (Londres, Reino Unido).
  • Cientos de personas se concentraron frente a una comisaría de Policía para pedir justicia por la muerte de un joven por disparos de un agente.
  • Un pequeño grupo de vándalos comenzó los disturbios, prendiendo fuego a edificios y vehículos y saqueando comercios.
  • Hay 26 policías heridos y más de 40 personas detenidas.
  • El Gobierno británico ha abierto una investigación policial sobre el suceso.