Reino Unido continuará con el plan de reforma de la Policía, que reducirá el número de agentes

  • El ministro de Economía británico ha asegurado que los disturbios de esta semana no alterarán esta reforma.
  • El recorte sería de 2.000 millones de libras, con el despido de 30.000 policías.
  • Cameron ha contratado a un nuevo Consejero de Criminalidad estadounidense.
  • Nick Clegg asegura que no hay diferencias entre el Gobierno y la Policía por los disturbios.
Policías británicos de servicio en Croydon, Londres, Reino Unido.
Policías británicos de servicio en Croydon, Londres, Reino Unido.
Facundo Arrizabalaga / EFE

El ministro de Economía británico, George Osborne, ha asegurado este sábado que el plan de reforma del cuerpo de policía, que contempla una sustancial reducción del número de agentes,no se verá alterado por los disturbios de esta semana en todo el país.

"Tanto la ministra del Interior (Theresa May) como el primer ministro (David Cameron) y yo estamos comprometidos con el plan que Hemos desarrollado para la reforma de la Policía", aseguró Osborne a la cadena BBC.

Osborne subrayó que el objetivo del plan sigue siendo el de "incrementar la presencia policial en las comunidades" a pesar del sustancial recorte de 2.000 millones de libras sobre el presupuesto total de lasfuerzas de seguridad, y que comportaría el despido de hasta 30.000 funcionarios del cuerpo.

Nuevo responsable de criminalidad que apuesta por la fuerza

El exjefe de la Policía de Nueva York, Los Ángeles y Boston, William Bratton, ha aceptado este sábado trabajar como consejero sobre criminalidad del primer ministro de Reino Unido, David Cameron, para, entre otros asuntos, atajar la ola de disturbios que ha sacudido varias localidades del país durante esta semana.

"He sido contratado por el Gobierno británico para consultar con ellos el tema de los criminales, la violencia y la intervención (policial) desde la experiencia en Estados Unidos, y para ofrecer algunos consejos y asesoramiento", ha confirmado Bratton, el presidente de la compañía de seguridad privada Kroll.

Bratton ha matizado que "no está entrando en el Gobierno británico" y que "no se trasladará" a Reino Unido, si bien ha asegurado que aún quedan varios asuntos y condiciones que concretar. Cameron ha llamado directamente este viernes a Bratton para pedirle consejo y, en palabras de Bratton, "el Gobierno (británico) está muy interesado en tratar de trazar rápidamente estrategias y planes para lidiar con (...) estos disturbios".

En una entrevista concedida al diario británico The Daily Telegraph, Bratton ha afirmado que muchos jóvenes se han "envalentonado" por las cautas tácticas policiales y las suaves leyes penales en Reino Unido. Ello, ha dicho, ha desembocado en una pérdida de confianza de la ciudadanía en la seguridad, lo cual se ha convertido en un "increíble obstáculo" para la Policía.

El nuevo consejero sobre criminalidad de Cameron ha abogado por "tener varias balas en la recámara" y crear una "fuerza para tensiones crecientes", cuyas unidades dispondrían de balas de goma, porras eléctricas, espray de pimienta y cañones de agua.

Lo que se pretende, ha continuado, es que los criminales, especialmente los "jóvenes", "teman" a la Policía, "su habilidad para interrumpir su ingenio para llevar a cabo actos criminales, arrestarles, procesarles y encarcelares".

Los jóvenes deben ser conscientes de los delitos que cometen y de las penas que estos mismos acarrean, ha añadido. Asimismo, Bratton ha resaltado la importancia de que los policías estén decididos a hacer uso de la fuerza en aquellas circunstancias que lo requieran, ya que están "capacitados" para ello.

Por otra parte, Bratton se ha mostrado de acuerdo con la propuesta de Cameron de controlar los servicios de mensajería instantáneapor móvil y las redes sociales, con el fin de desbaratar futuros altercados como los de esta semana. "La mala noticia es que (las redes sociales) facilitan sus movimientos y si el marco legal no permite el necesario control, habrá un debate sobre qué competencias debe disponer el Gobierno para esto", ha apostillado.

Bratton, muy popular por implantar una política de 'tolerancia cero' con los criminales callejeros más jóvenes, mostró su interés en ocupar el cargo de comisario de la Policía Metropolitana, pero, "desafortunadamente", sólo está disponible para personas de nacionalidad británica.

Clegg niega el desencuentro con la Policía

El viceprimer ministro británico, Nick Clegg, ha negado este sábado que haya diferencias entre el Gobierno y la Policía sobre la actuación ante los disturbios ocurridos estos días.

En una visita a Manchester, una de las ciudades que se han visto afectadas por la ola de violencia, Clegg aseguró que el Ejecutivo apoya "al cien por cien" a la Policía, que ha hecho un trabajo "brillante" en estas difíciles circunstancias. Recordó además que ha sido la propia Policía la que ha anunciado que revisará sus tácticas durante los disturbios.

Clegg subrayó que los hechos se produjeron de forma imprevista y muy rápidamente, pero insistió en que "nadie" va a cuestionar ahora las decisiones tomadas por las fuerzas de seguridad.

Los responsables policiales mostraron su descontento con las declaraciones del Primer ministro, David Cameron, en las que, tras asegurar que políticos y policías trabajaron juntos para aplacar los altercados, señalaba que "claramente había una necesidad de hacer más en las calles" y de "cambiar las tácticas".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento