Las confesiones de José Ramón de la Morena a Pablo Motos en 'El hormiguero': "Soy de izquierdas, pero voté a Ayuso"

José Ramón de la Morena, en El Hormiguero
José Ramón de la Morena, en 'El hormiguero'.
Atresmedia

José Ramón de la Morena pasó por El hormiguero para charlar con Pablo Motos a poco más de dos meses para acabar con 40 años de carrera en la radio. Empezó con fútbol y su Atlético. "Estamos a un pelín. ¡Qué manera de sufrir! Pensaba que San Isidro nos echara una mano, pero es madridista", bromeó.

Sobre la última jornada contra el Valladolid, De la Morena explicó que "es la lucha por la gloria contra los que luchan por respirar. ¿Quién va a empujar más? Entiendo que el Atleti tiene un equipo más poderoso... Vamos, que yo creo que el Atleti va a ganar LaLiga", resumió.

Su retirada de la radio

A continuación trató el tema clave: su retirada. "Voy a dejar la radio por la noche. Quiero volver a ser dueño de mi tiempo. A nosotros nos tocó una hada madrina que nos dijo: '¿Qué quieres ser?' Y yo quería ser periodista a cualquier precio. Lo di todo, pero me di cuenta al tiempo que ya no me queda nada. Cuando suena el despertador a las 10, y esa angustia... Cuando oyes a tus amigos que van a hacer cosas, y tú no puedes. Un día te levantas y dices: 'Esto se ha acabado'. Tienes que tener una razón importante, alguien que te lo pida y esfuerzo contra tu ego. Y empiezas a tener la sensación de ahora de cuánto queda. Esos días a finales de agosto, que yo me ponía insoportable porque empezaba LaLiga", explicó.

Ese día lo afrontará "sin miedo, sin tener que llamar a Bustillo para ver a quién teníamos que entrevistar...".

No se deja nada por hacer porque para él ya ha conseguido todo. "El sueño de mi vida ya lo he cumplido. Si me hubiera pasado la 4ª parte de lo que me ha pasado, me hubiera parecido bien. Me habría conformado con ser el conductor de los que estaban cuando empecé: Azuara, García, Gozalo...", relató. Eso sí: no ve que llegue el momento del último programa. 

"El último no llega nunca. He visto irse a mis mejores amigos en enfermedades absurdas o accidentes. Algunos con los que había hecho planes. Esto se va tan rápido, que te das cuenta que ahora es el momento. Yo estoy cambiando pañales todavía. No quisiera que José Ramón pequeño me diga lo que me dijo Ruth: que yo no estaba cuando nació. Yo le contesté que gracias a ello pudo estudiar lo que quiso, que tuvo lo que quiso... y me dijo que ella no lo pidió", afirmó.

Su carrera: la guerra con García

Su carrera quedará enmarcada en unos años tan tensos como inolvidables, posiblemente las raíces de lo que hoy es el periodismo deportivo. Todo empezó con un día que, para De la Morena, es el más feliz de sus cuatro décadas de profesión. "El más feliz de todos fue el día que pisé la radio, que luego le conté a mi madre a quién había visto. Aquello me parecía Walt Disney. Conocí a Pepe Domingo, a García... Él llegó muy deprisa, 'cómo estás, chaval'", recordó sobre el que fue su gran 'enemigo'.

Aquellos años fueron legendarios por los periodistas que compartieron radio, aunque luego acabaron siendo rivales. "Coincidimos en la cadena SER una generación de periodistas que éramos buenos, perdonad la pedantería. Coincidí con Paquito González, Lama, Chus Galán... y luego llegó Alfredo Relaño. Si tienes un gran equipo y un gran entrenador, te tienes que salir. Competimos contra García, y añadimos a Alfonso Azuara", rememoró.

Aunque se le recuerda por sus guerras con 'Supergarcía', también reivindicó su figura. "Hicimos momentos grandes de radio. García también hizo grandes cosas en la radio. Se inventó las retransmisiones de la Vuelta en un bar. Conectaba el micrófono a un teléfono y de ahí arriba... Íbamos en helicópteros sin GPS. Nosotros descubrimos las primas a terceros, un jugador del Barcelona que llamó a Milla para que fallara un penalti en aquella Liga de Tenerife... Decían que era un periodismo agresivo, pero era periodismo periodismo", presumió.

Críticas a la clase política

Pablo Motos y De la Morena pusieron el foco de su charla en los políticos. De hecho, por las críticas del primero al Gobierno y a su actuar en los primeros momentos de la pandemia, se fastidió una entrevista que tenían pactada. 

"Es que me pillaste en un momento que yo decía que había que llevar mascarilla, y Fernando Simón que valía la distancia; yo decía que había que potenciar las PCR y el Gobierno que no... Me estaban cayendo por todos lados y claro, si me entrevista De la Morena...", bromeó.

El legendario director de 'El Larguero' y ahora 'El Transistor' lo resumió: "Es la peor generación de políticos desde Fernando VII que nos podía tocar. Algo malo habremos hecho. Es lo que nos hemos merecido. A veces votamos por la inercia", argumentó, y se puso de ejemplo: "Yo soy de izquierdas, pero voté a Ayuso. Lo confieso". En este sentido, afirmó que los políticos están "muy mal pagados". 

"Deberían estar pagados como el mejor de los empresarios", admitió. "Deberían estar los mejores. ¿Y si son las mejores mujeres? ¿U hombres?", reivindicó.

La Superliga

Volviendo a la actualidad futbolística, De la Morena (muy cercano a Florentino Pérez) explicó su visión del proyecto fallido de la Superliga

"Decía García que la UEFA es la Unión de Especuladores Fútbol Asociación. Y tenía algo de razón. El fútbol es de los clubes y ellos deben repartirse las ganancias de este tinglado. ¿Por qué tiene que decir la UEFA lo que reparten? Ahora bien: entiendo que para participar en la Champions, tienes que ganártelo y no ser un club cerrado. También que tiene que haber un arco, por si hay una desgracia. Hay equipos que deben estar, como Madrid o Barcelona porque sin ellos no valen lo mismo los contratos televisivos. Pero que se puedan invitar a otros: imagina que el Alavés o el Getafe dan la campanada", reivindicó.

Otro asunto candente: el futuro de Sergio Ramos (buen amigo de Pablo Motos): "Yo quiero lo mejor para Sergio Ramos. Si quiere quedarse, debería quedarse. Yo no quisiera ser García en esto, esto lo tienen que resolver ellos. Habría que preguntarse por qué han llegado a esto".

Por último, después de un juego en el que las hormigas le pedían reconocer a jugadores actuales cuando eran niños (sólo acertó a Iniesta sin recibir ayuda), reivindico la figura de Raúl, posible sustituto de Zidane... si se va del Real Madrid. "Si gana LaLiga, me extraña que se vaya. Raúl querría, pero no estoy seguro de que sea el momento de Raúl. Será uno de los mejores entrenadores de este país", predijo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento