Los detalles del supuesto motor de Lance Armstrong por el que le acusan de fraude

El exciclista estadounidense, Lance Armstrong, en una imagen de archivo durante su etapa en el Astana.
Lance Armstrong
ARCHIVO

Nuevo escándalo en el ciclismo en el que vuelve a estar envuelto Lance Armstrong, acusado esta vez de un nuevo fraude después de que se le retirasen todos sus títulos por dopaje. El pasado fin de semana, el experto en ciclismo Antoine Vayer aseguró que el estadounidense usaba un motor en su bicicleta que le dio sus numerosos triunfos en sus años en activo.

Vayer desveló una serie de vídeos con un movimiento en común, el del ciclista tocando la parte trasera del asiento justo antes de aumentar la velocidad. Unos motores diminutos y muy difíciles de percibir contra los que la UCI lucha constantemente.

Estos motores tienen forma de cilindro y pesan solo 800 gramos, facilitando su escondite en los tubos de la bicicleta, y a través de unos cables se conecta con los piñones de la rueda trasera. Este se activa a través de un botón en el sillín, el mismo que ha despertado las sospechas de Vayer.

Pueden ofrecer una potencia de hasta 500W gracias a su batería, que se escondería dentro de la botella que utilizan los ciclistas. No obstante, estos motores no permiten que la bicicleta se desplace sin el pedaleo del ciclista.

"No es como ir en una moto. Necesitas trabajar duro para hacerla andar", explicó Harry Gibbings el jefe de Typhoon, empresa que manufactura este tipo de motores, en una entrevista para BBC en 2016.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento