El Comité de Competición abre expediente extraordinario a Cala por su incidente con Diakhaby

Juan Cala, jugador del Cádiz.
Juan Cala, jugador del Cádiz.
EFE

El Comité de Competición de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) ha decidido abrir un expediente extraordinario por el caso del presunto insulto racista del futbolista del Cádiz Juan Cala contra el defensa francés del Valencia Mouctar Diakhaby.

El expediente queda abierto tras recibir dicho organismo el correspondiente informe del director de Integridad y Seguridad de la RFEF, así como un escrito del Valencia en el que solicita la apertura de un expediente disciplinario.

Según denunció el jugador valencianista, el pasado domingo, a los 29 minutos del encuentro que ambos equipos disputaban en el Ramón de Carranza, Cala le llamó "negro de mierda", lo que hizo que el equipo de Javi Gracia se retirara del terreno de juego, aunque posteriormente regresó sin Diakhaby.

El Comité indica que "con carácter previo" es "imprescindible actuar con firmeza en relación con cualquier acción, manifestación o declaración que sea susceptible de violencia, racismo, xenofobia o intolerancia en el fútbol, existiendo a tal efecto preceptos en el ámbito del Código Disciplinario de la RFEF que habilitan el inicio de actuaciones disciplinarias para el oportuno conocimiento de la naturaleza y alcance de los hechos y, en su caso, la correspondiente sanción cuando concurran circunstancias que lo justifiquen".

"En cualquier caso, el inicio de un expediente exige tener indicios mínimos razonables de la comisión de una infracción, apreciándose en este caso, por lo que este Comité de Competición, acuerda: Incoar procedimiento disciplinario extraordinario" a Juan Cala "por la realización de conductas que eventualmente podrían ser constitutivas de una o más infracciones de las normas deportivas generales, todo lo anterior de conformidad al artículo 32 del vigente Código Disciplinario de la RFEF"; y nombrar a Juan Antonio Landaberea Unzueta como instrucción para tramitar el procedimiento.

El futbolista andaluz negó este martes ante los medios de forma tajante haber dicho esa expresión y, visiblemente enfadado por lo que considera "un circo mediático" y un "linchamiento" hacia su persona, incluso aseguró que tanto él como el club emprenderán acciones judiciales.

Cala, de 31 años, explicó que el origen de estos hechos radican en un lance del juego con Diakhaby y que, a raíz de un choque, el central galo le "increpa" y, tras un intercambio de palabras entre ambos, es cuando se desencadena la reacción del zaguero valencianista y la posterior retirada temporal del conjunto ché del césped del Carranza.

"Me increpa, me vuelvo con aspavientos y le digo que me deje en paz y sigo para adelante. En ese mismo momento se desentiende de la jugada, se viene hacia mí y me dice que le he dicho negro de mierda, le intento tranquilizar en dos ocasiones, le digo que no he dicho eso, me empuja, se lo repito y me vuelve a empujar", evocó con minuciosidad Cala.

El presidente del Valencia, Anil Murthy, recordó que el fútbol debe ser “un ejemplo” para la sociedad, aseguró que con el presunto insulto racista del jugador del Cádiz a Diakhaby y la posterior gestión de la situación se dio “un paso atrás” en esa lucha y dijo que la entidad de Mestalla llegará hasta el final en la defensa de su futbolista.

El propio Diakhaby también dio el martes su versión de lo ocurrido en el Carranza y reiteró que, tal y como le trasladó al árbitro, David Medié Jiménez, un jugador local le profirió un insulto racista y desveló que compañeros de éste trataron de que volvieran al terreno de juego ofreciendo la posibilidad de que Juan Cala se disculpara.

“En Cádiz el domingo hay una jugada en la que un jugador me insulta y sus palabras son ‘negro de mierda’. Eso es intolerable, no puedo consentir eso. Todos visteis mi reacción. Eso no puede pasar en la vida normal y tampoco en el fútbol que es un deporte de respeto”, explicó el jugador francés en un video publicado en sus redes sociales.

Diakhaby dijo encontrarse ya bien pero también que el insulto le dolió “muchísimo”. “Es la vida y hay cosas así en la vida. Espero que la Liga va a hacer cosas y soluciones para tener pruebas y que se vea y se aclare y ya está” señaló el central, que agradeció la respuesta de su equipo.

El Cádiz responde

Poco después de que se haya anunciado la decisión de expedientar a Cala, el club amarillo ha querido emitir un comunicado en el que, a la vez que celebran la investigación de la RFEF, confían en que Cala sea inocente y que, en ese caso, se tomen "medidas necesarias para que los que hayan acusado sin ningún tipo de pruebas sean sancionados".

"El Cádiz Club de Fútbol defenderá a su jugador de cualquier tipo de acusación sin fundamento, al igual que en el caso inverso habría condenado y luchado contra cualquier conducta contraria a los valores que demandan la competición y nuestra propia entidad", concluyen.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento