El hoyo

Sinopsis

El hoyo es una construcción similar a una cárcel dividida en un número desconocido de niveles. En cada uno de ellos viven personas como Goreng, Imoguiri o Trimagasi. En el centro, una plataforma baja la comida. De este modo, los miembros de cada estrato se alimentan con lo que deja el del superior y deciden lo que queda para el del inferior. La supervivencia de cada uno dependerá de saber si son de los que piensan demasiado cuando están arriba o de los que no tienen agallas cuando están abajo.

Gran triunfadora del Festival de Sitges 2019, donde ganó 4 premios, la ópera prima de Galder Gaztelu-Urrutia convierte algo tan cotidiano (y a veces olvidado) como las desigualdades entre clases sociales o países ricos y pobres en una distopía donde los prisioneros viven en parejas, divididas por niveles, y se alimentan cada uno con las sobras que deja el de más arriba. A través de esta perturbadora metáfora, que transcurre entre el thriller, la crítica social y la comedia negra, El hoyo intenta apelar a la responsabilidad civil del espectador y obligarle a enfrentarse contra los límites de su propia solidaridad. Ivan Massagué (El año de la plaga), Antonia San Juan (El tiempo de los monstruos), Zorion Eguileor (La matanza. Txarriboda) y Emilio Buale (Palmeras en la nieve) interpretan a los diferentes habitantes de esta sofisticada cárcel que irán subiendo y bajando plantas en un film, repleto de giros sorprendentes, que intenta transmitir el mensaje de que, incluso por encima de los poderes fácticos que gobiernan en la sombra, el individuo sigue siendo el único con capacidad para crear un mundo más sostenible.