Déjame caer

Sinopsis

Magnea es la típica adolescente de una familia islandesa de clase media, de padres divorciados, pero buena estudiante y deportista. Y sin embargo quiere huir de su vida acomodada. Todo cambia cuando conoce a Stella y queda deslumbrada por su personalidad no convencional. Magnea abandona los estudios secundarios y junto con Stella y su novio narcotraficante comienza una vida de delitos menores, estafas, alcohol y marihuana que, paso a paso, les irá conduciendo al infierno de la drogadicción.

El realizador Baldvin Zophoníasson (La vida en una pecera), aunque poco conocido por el gran público español, es uno de los más importantes directores islandeses actuales, honor que ha conseguido con apenas tres películas y varias episodios de series de televisión en su haber. En el año 2018 estrenó una de las películas islandesas más taquilleras en su país, Déjame caer, un drama sobre la drogadicción que coincidió el mismo año en taquilla con otras películas de argumento similar como Beautiful Boy, siempre serás mi hijo o El regreso de Ben. Aunque el argumento puede parecer poco original, el largometraje de Zophoníasson destaca con luz propia por su sensibilidad, compromiso y honestidad. El director se documentó a partir de historias reales y entrevistas con familiares de adictos. No obstante, nada habría sido lo mismo sin las interpretaciones contenidas y profundas de las dos protagonistas, las debutantes Elín Sif Halldórsdóttir y Eyrún Björk Jakobsdóttir, Magnea y Stella en la película respectivamente. El autor de la banda sonora es el compositor de música electrónica Ólafur Arnalds.