Lejos de Praga

Sinopsis

Eda es un niño de 8 años muy querido y sobreprotegido por sus padres, con los que vive en Praga. Sin embargo, con el estallido de la II Guerra Mundial y la ocupación alemana, son obligados a desalojar su casa y enviar a Eda a un pequeño pueblo donde solían veranear con sus parientes. Allí, este chico de ciudad se adapta a un estilo de vida extraño y, a la vez, excitante, va haciendo amigos y empieza a sentirse atraído por la belleza de las chicas, además de descubrir un oscuro secreto familiar.

Jan Svérak y su padre Zdének (veterano guionista) han necesitado quince años para llevar a la gran pantalla esta historia inspirada en las memorias del segundo, cuya infancia transcurrió en una pequeña aldea de la República Checa durante los años de la II Guerra Mundial. Jan, director de la cinta y ganador del Oscar a Mejor película de habla no inglesa en 1996 por Kolya, aporta dosis de ficción a un arco dramático donde, sin embargo, el secreto familiar que se desvela es completamente real. Contada con un tono poético, nostálgico y casi de realismo mágico proporcionado por la inocente perspectiva del niño protagonista, Lejos de Praga recrea una época donde los niños se vieron obligados a madurar muy deprisa y encontrar su coraje y heroísmo interior para enfrentarse a la barbarie. Tras un casting en el que participaron más de 800 jóvenes, que tuvieron que demostrar su talento con tan sólo un chiste, el debutante Alois Grec se convierte en el protagonista de este emocionante drama con dosis de humor y fantasía. Le acompañan Tereza Voriskova (Missing) y Ondrej Vetchý (Un mundo azul oscuro), entre otros.