Maquia: Una historia de amor inmortal

Maquia: Una historia de amor inmortal

Sinopsis

Los hilos verticales marcan el paso de los días, y los horizontales las vidas humanas. Los iolf, una raza inmortal que deja de envejecer en la adolescencia, se encarga de tejerlos, y Maquia es una de ellos. Su pacífica existencia cambiará cuando un ejército en busca de la vida eterna ataque el poblado. Maquia, sin hogar ni amigos, conocerá en su deambular por el bosque a Ariel, un pequeño huérfano. Entre los dos surgirá un fuerte vínculo, que será desafiado por la naturaleza especial de Maquia.

Mari Okada, una de las guionistas más reconocidas de la animación japonesa, da el salto a la dirección con Maquia: Una historia de amor inmortal. En la línea de los últimos éxitos del anime, esta película ofrece una emocionante historia de amor en un contexto fantástico. En este caso, una joven de una raza inmortal que documenta en un telar el destino de la humanidad verá cómo su mundo se derrumba por los horrores de una guerra movida por la ambición. Tras perder su hogar y seres queridos, encontrará la solución a su tristeza en un pequeño huérfano. A medida que pasen los días y los años, el vínculo entre el niño y ella, dos almas solitarias que se encuentran, irá cambiando debido a la distinta forma en que les afecta el tiempo y dará lugar a una hermosa relación entre madre e hijo adoptivo. Veteranos del doblaje nipón como Manaka Iwami, Miyu Irino (El jardín de las palabras) y Hiroaki Hirata (One Piece Gold) ponen su voz al servicio de este largometraje de espectacular factura visual que combina la épica de las batallas con momentos más íntimos y delicados.