Ant-Man y la Avispa

Ant-Man y la Avispa

Sinopsis

Después de Civil War, Scott Lang tiene que asumir, bajo arresto domiciliario, las consecuencias de haber luchado en el bando del Capitán América. Mientras intenta equilibrar sus acciones como superhéroe con su responsabilidad como padre, Hank Pym y Hope Van Dyne vuelven a aparecer en busca de ayuda. Junto a Hope, ahora convertida en la Avispa, Lang se volverá a enfundar el traje de Ant-Man para detener los catastróficos planes de la villana Fantasma. En el proceso, revelarán secretos del pasado.

A pesar de un turbulento proceso de producción que auguraba el primer fracaso de una película del Universo Cinematográfico Marvel, Ant-Man consiguió convertirse en un taquillazo más de la Casa de las ideas. Ahora, y después de su notable ausencia en los acontecimientos de Infinity War, este superhéroe dotado de una increíble habilidad para cambiar de tamaño forma una pareja imparable en su segunda entrega en solitario: Ant-Man y la Avispa. Peyton Reed repite como director de la saga en una cinta que lleva a un nuevo nivel las señas de identidad de la franquicia (escenas acción donde todo es posible y un ligero, divertido y familiar sentido del humor) en una historia que llevará al espectador hasta el asombroso Reino Cuántico. Allí, los protagonistas desvelarán secretos que llevan mucho tiempo ocultos y se enfrentarán a una nueva y escurridiza villana. Paul Rudd (Juerga de mamis) repite como Ant-Man y comparte el protagonismo, a partes iguales, con la superheroína La Avispa, interpretada por Evangeline Lilly (El Hobbit: La batalla de los cinco ejércitos), en su primera aparición. También regresan el ganador del Oscar Michael Douglas (Wall Street 2: El dinero nunca duerme) y Michael Peña (12 valientes), a los que se añaden los fichajes de los nominados a los premios de la Academia Michelle Pfeiffer (Madre!) y Lawrence Fishburne (La última bandera), así como Hannah John-Kamen (Ready Player One) como la temible Fantasma.