El pequeño Quinquin

El pequeño Quinquin

Sinopsis

En un pequeño pueblo de Francia, una pareja muy peculiar de policías inicia una excéntrica investigación policial en torno a unos extraños crímenes, descubiertos a partir del hallazgo de partes de un cuerpo humano dentro de una vaca. Los agentes de la ley tendrán que lidiar con las particulares circunstancias de los sucesos y la personalidad de los habitantes de la localidad, entre los que se encuentra un curioso grupo de bandidos liderado por Quinquin, un chico astuto y rebelde, y su amada Eva.

Escrita y dirigida por el cineasta francés Bruno Dumont, y concebida en su origen como miniserie, El pequeño Quinquin unifica sus cuatro capítulos íntegros para llegar a nuestras pantallas convertida en largometraje. Presente en dos de los festivales más importantes del cine europeo (Cannes y San Sebastián), esta película es un giro dentro de la filmografía del director francés, que vira hacia la comedia y nos entrega una historia plagada de un humor negro que se balancea entre el terror y la bufonería.

El reparto de El pequeño Quinquin está formado, prácticamente en su totalidad, por jóvenes actores franceses que debutan en el cine y que se convierten en el particular grupo de delincuentes que, encabezado por Alane Delhaye como Quinquin y Lucy Caron en el rol de Eva, tendrán que lidiar con dos policías, el comandante Van der Weyden (Bernard Prouvost) y el teniente Carpentier (Philippe Jore), que a lo largo de sus más de 200 minutos de duración nos harán partícipes de su peculiar investigación.