Entrelobos

Entre lobos - Cartel
Título V.O.:
Entrelobos
Año de producción:
2010
Distribuidora:
Wanda Visión
Género:
Drama
Clasificación:
Todos los públicos
Estreno:
26 de noviembre de 2010
Director:
Gerardo Olivares
Guión:
Gerardo Olivares
Música:
Klaus Badelt
Fotografía:
Óscar Durán
Intérpretes:
Sancho Gracia (Atanasio), Alex Brendemühl (Balilla), Antonio Dechent (sargento), Dafne Fernández (Pizquilla), Juan José Ballesta (Marcos adolescente), Luisa Martín (Isabel), Carlos Bardem (Ceferino), Vicente Romero (Hocicotocino), Manuel Ángel Camacho (Marcos niño)

Fotogramas de la película

Sinopsis

El pequeño Marcos es vendido para saldar las deudas de su padre. Su nuevo hogar está en el Valle del Silencio, en la lejana cueva de Don Atanasio, donde trabaja como cabrero. A pesar de la dureza de la situación, el niño encuentra en Don Atanasio el padre que nunca tuvo, aprendiendo a cazar, a recolectar y, todo sea dicho, a trampear. La inesperada muerte de su protector, deja a Marcos aislado en el campo, con la única compañía de un búho, un hurón y un lobezno que cambiará su vida para siempre.

"Entrelobos" es un largo de ficción basado en una increíble historia real, la de un niño español que, en la década de los 50, logró sobrevivir durante doce años solo en el monte, aprendiendo los secretos de la naturaleza y convirtiéndose en el líder de una manada de lobos. Las vivencias de Marcos Rodríguez (así se llamaba el protagonista) han inspirado al cineasta andaluz Gerardo Olivares (14 kilómetros), que escribe y dirige el guión de la que es su tercera incursión en el cine comercial. En el rodaje se incorporó una unidad de naturaleza encargada de rodar las escenas más complejas bajo las directrices de Joaquín Gutiérrez Acha, documentalista español de National Geographic.

Juan José Ballesta, que últimamente ha dado el salto a la televisión con "Hispania", es el protagonista de la película, aunque la etapa infantil de su personaje está interpretada por el niño Manuel Camacho. Entre los secundarios, Sancho Gracia (Balada triste de trompeta), Carlos Bardem (Celda 211), Luisa Martín (Las 13 rosas) y la televisiva Dafne Fernández (Tierra de lobos). "Entrelobos" cuenta con actores especiales: los lobos, las cabras y el resto de animales, salvajes y domésticos, que se ven en pantalla.

Crítica

Es justo admitir queEntreloboses película de ésas que te ponen los prejuicios a caer de un burro. Malos augurios susurraba la fachada de una película que, nos maliciábamos, pudiera ser una revisión patria y de serie B deEl pequeño salvajede Truffaut y semejantes. No es el caso. "Entrelobos" no tiene pretensiones sociológicas; el quid de la cuestión es una ficción aventurera basada en hechos reales en la que el gran protagonista es la naturaleza, el mundo animal y los aledaños humanos de un chaval, que existió de verdad, criado por los lobos y reubicado en un estado de salvajismo agreste en comunión con la Naturaleza.

Previsible de punta a cabo, incluso si no estás versado en la historia real de Marcos Rodríguez Pantoja, la película discurre con las ideas muy claras de lo que no quiere ni aspira a ser, y eso se agradece. Olivares nos abruma con una batería de alucinantes paisajes mientras se recrea en las aventuras animalescas del susodicho logrando lo que, a priori, se antojaba una hazaña considerando lo trillado de la trama; que la intensidad no decaiga y que las emociónes, siempre atemperadas y nunca manipulada en pos de un melodramatismo de cartón, preserven intactas las innegables cualidades de la película.

Nos engañan un poco con el poster promocional exhibiendo el careto de Juan José Ballesta, que en realidad comparece testimonialmente para coger el testigo del verdadero protagonista, un Manuel Camacho con toda la pinta de merecido ganador de Goya a mejor actor revelación.

Entreloboses cine de una simplicidad conceptual monolítica, lo que es, curiosamente, fuente de virtudes y defectos; virtudes porque es honesta y sencilla, porque te llega al corazón a costa de una mecánica elemental, y defectos porque el detonante dramático está muy trillado, porque la ves venir casi a cada quiebro y porque, pese a erigirse en un entretenimiento ampliamente por encima de lo esperable, no deja huella perdurable en la memoria.

Últimas películas del director Gerardo Olivares
Últimas películas del género Drama