Nothing Personal

Sinopsis

Anne es una joven holandesa que disfruta de su soledad por los paisajes irlandeses. Martin es un hombre maduro que hace vida de ermitaño en una casa apartada del mundo. Ambos cruzan sus destinos y, aunque ella es intransigente y él muy irónico, comparten sus ideales sobre la libertad. Cuando Martin le ofrece a Anne trabajo a cambio de comida, la chica acepta con la condición de que no haya nada personal entre ellos. Sin embargo, el acercamiento es inevitable y uno de los dos romperá el trato.

"He querido representar una soledad autoimpuesta a través de dos personajes muy diferentes". Ésa es la declaración de intenciones de la debutante Urszula Antoniak, directora y guionista del drama "Nothing Personal". La película contrapone dos personalidades muy diferentes que buscan la libertad personal, justo ahora que la sociedad tiene una profunda mentalidad integradora. Un ejemplo de cine europeo de autor que apuesta más por ser una experiencia cinematográfica que un ejercicio intelectual.

Los dos protagonistas aparecen ante el espectador sin mostrar su psicología. No sabemos nada de su pasado ni cuáles son sus intenciones, simplemente vamos conociendo lo que les mueve. El irlandés Stephen Rea (Michael Collins, V de Vendetta) es un ermitaño culto e irónico que vive en una isla. Su joven y rebelde compañera de aventura es la holandesa Lotte Verbeek, que afronta su primer gran papel en el cine internacional. "Nothing Personal" triunfó en el Festival de Locarno con 6 galardones, entre ellos el de mejor actriz (Lotte Verbeek) y el premio FIPRESCI.