Todos están bien

Todos están bien

Sinopsis

Una vez jubilado, Frank se ha dado cuenta de que ha estado demasiado absorbido por el trabajo como para atender a sus cuatro hijos. La pérdida de su esposa, el auténtico pilar de la familia, le ha dejado a él como patriarca, así que planea invitar a todos a una barbacoa. Sin embargo, la reunión fracasa y Frank decide coger la maleta y visitar uno por uno a David, Amy, Robert y Rosie. El padre irá descubriendo que sus hijos no son tan felices ni tienen tanto éxito como su mujer le hacía creer.

Bajo "Todos están bien" se esconde el remake norteamericano de "Stanno Tutti Bene", película italiana escrita y dirigida en 1990 por Giuseppe Tornatore, el realizador de "Cinema Paradiso". La cinta que nos ocupa, como su predecesora, es una comedia dramática que gira en torno a una familia separada por el tiempo y la distancia. Los intentos del padre por saber de sus hijos, tras la muerte de la madre, terminan sacando a la luz secretos y falsas apariencias, pero también una enorme ternura. A los mandos del proyecto está el británico Kirk Jones (La niñera mágica), que para su debut en Hollywood ha querido ocuparse también del guión, como ya hizo en "Despertando a Ned".

Era difícil superar a Marcello Mastroianni como patriarca de familia, por eso los responsables de "Todos están bien" han recurrido a un actor de la talla de Robert De Niro. El reciente protagonista de "Algo pasa en Hollywood" está acompañado de sus cuatro hijos en la ficción: Drew Barrymore (Qué les pasa a los hombres), Sam Rockwell (Moon), Kate Beckinsale (Habitación sin salida) y el semi desconocido Austin Lysy. El elenco también cuenta con Melissa Leo, nominada al Oscar por "Frozen River (Río Helado)".