Dueños de la calle

Dueños de la calle

Sinopsis

Tras la muerte de su esposa, el agente Tom Ludlow sólo ha encontrado consuelo en la bebida. Trabaja para la hermandad "Ad Vice" del Cuerpo de Policía de Los Ángeles y está acostumbrado a merodear por los lugares más oscuros de la ciudad. Sin embargo, el mundo se le viene encima cuando es acusado del asesinato de un compañero. Sorprendido por las pruebas que le incriminan, Ludlow va a iniciar su particular batalla contra la cultura policial, dudando de la lealtad de todos aquellos que le rodean.

A medio camino entre el drama y el thriller, "Dueños de la calle" muestra los trágicos contrastes de una ciudad como Los Ángeles, personalizados en un policía enfrentado a sus conflictos morales. El encargado de escribir la historia ha sido James Ellroy, especialista en el género y al que debemos grandes novelas como "La dalia negra" o "L.A. Confidential". En la dirección se sitúa otra garantía de éxito, David Ayer, que se confiesa un apasionado de toda la temática relacionada con el trabajo policial, el poder y la corrupción. Después de escribir "Training Day" y "S.W.A.T." y debutar al frente de "Harsh times (Vidas al límite)", "Dueños de la calle" parece la oportunidad perfecta para seguir su línea y adentrarse en conceptos como la violencia, la lealtad y la supervivencia.

El protagonista es Keanu Reeves, que tras "La casa del lago" y "A scanner darkly (Una mirada en la oscuridad)", vuelve al thriller, uno de sus géneros favoritos desde que triunfó con "Matrix". Su jefe en la ficción es el oscarizado Forest Whitaker (El último rey de Escocia), mientras que el famoso "House", Hugh Laurie, da vida a un intrigante capitán de Asuntos Internos. Completa el elenco, Chris Evans, uno de "Los 4 fantásticos".