Speed Racer

Sinopsis

Speed Racer es un tipo valiente e intuitivo que ha nacido para conducir coches de carreras. Desde que su hermano murió en una competición, se ha propuesto ser el mejor y su padre le ha ayudado diseñando un sorprendente bólido: el Mach 5. Cuando la empresa Royalton ofrece a Speed correr para ellos, éste lo rechaza, entre otras cosas porque descubre que sus magnates amañan carreras. El poder de Royalton amenaza la vida profesional de Racer, pero el piloto quiere ganar esta guerra sobre el asfalto.

En 1967 el anime japonés televisado cambió Para siempre gracias a la serie "Mach Go Go Go", que no era sino la adaptación de un cómic del revolucionario Tastuo Yoshida. Su éxito llevó a sus responsables a exportarlo a varios países, entre ellos Estados Unidos (bajo el nombre de "Speed Racer") y España (con el título de "Meteoro"). Cuarenta años más tarde las aventuras del famoso piloto de carreras llegan al cine de la mano de los hermanos Wachowski, toda una garantía de éxito después de escribir y dirigir las tres entregas de "Matrix". Los Wachowski han tomado la estética colorista del cómic y la han metido en una coctelera vanguardista con efectos digitales y visuales. El resultado es una aventura para toda la familia que revitaliza uno de los mitos de la televisión con una fórmula que han llamado "Car-Fu" (una especie de artes marciales sobre ruedas).

El encargado de dar vida a Speed Racer es un Emile Hirsch que cambia totalmente de registro tras protagonizar "Hacia rutas salvajes". Sus padres en la ficción son John Goodman (Sigo como Dios) y Susan Sarandon, que regresa al cine familiar después de "Encantada". También intervienen la enigmática Christina Ricci (Black snake moan), el televisivo Matthew Fox (Perdidos) y Roger Allam (The Queen).