La búsqueda II: El diario secreto

La búsqueda II: El diario secreto - Cartel
Título V.O.:
National treasure: Book of secrets
Año de producción:
2007
Distribuidora:
Buena Vista Internacional
Género:
Acción
Clasificación:
Todos los públicos
Estreno:
21 de diciembre de 2007
Director:
Jon Turteltaub
Guión:
The Wibberleys
Música:
Trevor Rabin
Fotografía:
John Schwartzman
Intérpretes:
Nicolas Cage (Ben Gates), Bruce Greenwood (presidente de los EEUU), Harvey Keitel (Sadusky), Jon Voight (Patrick Gates), Helen Mirren (Emily Appleton), Ed Harris (Jeb Wilkinson), Justin Bartha (Riley Poole), Diane Kruger (Abigail Chase)

Fotogramas de la película

Sinopsis

Tras hallar las riquezas templarias, Ben Gates es el buscador de tesoros más famoso del mundo. Su pasión por el pasado le lleva a investigar secretos olvidados, por eso, se queda estupefacto al encontrar una de las páginas perdidas del diario de John Wilkes Booth, asesino del Presidente Lincoln. Lo más sorprendente es que el texto implica en la conspiración a un ancestro de Gates. Junto a sus padres, su ex novia y un experto en tecnología, Ben se embarca en una aventura que cambiará la Historia.

En 2004, "La búsqueda" se convirtió en un éxito de taquilla recaudando más de 347 millones de dólares en todo el mundo, a pesar de que la película contaba una aventura sobre la Historia norteamericana. Pues bien, el director Jon Turteltaub y el resto del equipo ha decidido repetir la fórmula de acción, romance y humor en "La búsqueda II: El diario secreto". Turteltaub, realizador de la película "El chico" y de la serie "Jericho", vuelve a utilizar un secreto del pasado norteamericano (el asesinato de Abraham Lincoln), para poner en marcha un filme de suspense que, pista a pista, recorre Europa y la América profunda.

En el reparto, repite un Nicolas Cage empeñado en mantener el tipo en los papeles de héroe después de "El motorista fantasma" y "Next". También volvemos a ver a los prestigiosos Jon Voight (Transformers) y Harvey Keitel (Be Cool), además de a Diane Kruger (Adiós Bafana), la intrépida dama. Las dos incorporaciones de lujo corren a cargo de la oscarizada Helen Mirren (La Reina), que interpreta a la madre del protagonista, y Ed Harris, que hace poco estrenó "Adiós pequeña, adiós".

Crítica

Vivimos en la edad de oro de la ficción conspiranoica. Las librerías rebosan de literatura basura acerca de códices secretos, enigmas cifrados en pirámides, pinturas, catedrales, libros, monasterios e inmuebles varios con más de veinte días de antigüedad. El mundo es un cajón de sastre de claves masónicas y el personaje modelo que se lleva de un tiempo a esta parte es experto en añejas simbologías, escrituras antiguas o mensajes ocultos, de otro modo no es persona. En ese caldo de cultivo, repetimos, más literario que cinematográfico, se inscribe el, probablemente inesperado, éxito de "La búsqueda". Jerry Bruckheimer pegó una vez más en la diana resucitando para el gran público el cine de aventuras con vago trasfondo histórico e intrépido buscafortunas cantamañanas. Ben Gates es un émulo descolorido después de sucesivos lavados de Indiana Jones, pero también primo-hermano de Robert Langdon y demás sucedáneos de la narrativa Dan Brown. Ahora bien, con toque Bruckheimer, no sea que a alguien se le vaya a ocurrir hacer uso de las neuronas en mitad de la proyección y le de un síncope del disgusto.

Nada de eso, ni en "La búsqueda" ni en su secuela cotiza la lógica, el despliegue de enigmas codificados desafía los límites del delirio y no se aceptan preguntas. Quien esté por la labor de atar cabos y cuestionarse el imposible ensamblaje de las piezas simplemente se ha equivocado de espectáculo. "La búsqueda: El diario secreto" abunda en los excesos del primer volumen pero en versión extra larga, no existe rastro de dinámica causa-efecto y los jeroglíficos aparecen en paredes y superficies varias por generación espontánea, sin orden ni concierto. Si nos ponemos a buscar la orientación natural del puzzle saldremos del cine acordándonos de la parentela de Jon Turteltaub o del implante capilar del insoportable Nicolas Gage. Si hacemos, no obstante, un ejercicio de abstracción y convenimos en hacernos los locos, encontraremos cierta gracia (no demasiada) en la demencial audacia de mezclar el asesinato de Lincoln con el legado de las culturas precolombinas o el Monte Rushmore con el mito de Eldorado. En este tiovivo vale absolutamente todo, el orden y la mesura ni están ni se les espera.

De lo que se trata es de que la aventura se amolde por las bravas al diagrama de un thriller de acción sin ataduras. En ese empeño la lógica argumental molesta. Bruckheimer y su esbirro Turteltaub se pasan esta vez tres pueblos abusando del apañado funcionamiento del modelo en la primera entrega fieles al axioma ése que reza que si gusta una película, a la hora de concebir la pertinente secuela nada como el "más grande y más ruidoso". Pues eso, exceso de tamaño y ruido acusa esta digerible peliculilla de pseudos aventuras con sobredosis de adrenalina que, eso sí, no da tregua ni respiro, que circula a velocidad crucero a caballo entre Londres, París, Nueva York y Washington a menor gloria de Nicolas Cage, sin duda el peor lastre de la saga, felizmente al servicio de ese nuevo axioma insoslayable del cine-entretenimiento que dice que el jaleo debe ser non-stop, sin pausas ni intermedios, sin válvulas de aire, ni áreas de descanso. Tal es el credo del Hollywood moderno y no hay más vueltas que darle. "La búsqueda: el diario secreto" no irrita (o no suele hacerlo, Nicolas Cage aparte), lo que tal y como anda el patio igual debe leerse como un triunfo.

Últimas películas del director Jon Turteltaub
Últimas películas del género Acción