La huella (2007)

Sinopsis

Andrew Wyker es un adinerado escritor de novelas policíacas que ve como su mujer se fuga con un joven actor en paro llamado Milo Tindle. Dolido por la situación, Wyker pone en marcha todo su ingenio para saldar cuentas con el hombre que ha conquistado el corazón de su amada. Para ello organiza un juego tremendamente serio y retorcido en el que Milo tendrá que demostrar toda su inteligencia. Sin embargo, lo que empieza siendo una divertida venganza se convierte en algo de terribles consecuencias. En 1972 Joseph L. Mankiewicz llevó al cine la aclamada pieza teatral de Anthony Shaffer titulada "La Huella". Tres décadas más tarde, el productor Simon Halfon y el actor Jude Law comenzaron a mover los hilos para hacer un remake del exitoso thriller. Le encargaron el texto a todo un Premio Nobel de Literatura, Harold Pinter, y de la dirección se ocupó el polifacético Kenneth Branagh. Branagh es un amante confeso de la dramaturgia, como demuestran sus múltiples adaptaciones de Shakespeare para la gran pantalla (Hamlet, Mucho ruido y pocas nueces) y los montajes teatrales que ha coordinado (The life of Napoleon). Su último trabajo en cine fue la dirección e interpretación de "La flauta mágica". "La Huella" sumerge al espectador en una trama de suspense con dobles apariencias y mucha tensión. El reparto se reduce a un duelo actoral entre Michael Caine y el propio Jude Law. Caine, que en la versión de Mankiewicz hacía el papel que ahora interpreta Law, tiene la difícil papeleta de hacer olvidar a Laurence Olivier, al que se enfrentó en aquella ocasión. El oscarizado actor (Las normas de la casa de la sidra) sigue estando de actualidad gracias a títulos como "Batman Begins" y "Un plan brillante". Por su parte, Jude Law retoma la labor de productor que ya comenzó en "Sky Captain" sin olvidar la faceta actoral de cintas como "Cold Mountain" o "El talento de Mr. Ripley", que le otorgaron sendas nominaciones al Oscar.