Sigo como Dios

Sinopsis

El egocéntrico Evan Baxter ha sido elegido congresista, trasladándose a vivir con su familia a Virginia. En su primer día, Evan pide a Dios que cambie el mundo y sus plegarias parecen cumplirse cuando el poderoso Sr. Long le propone unirse a su plan político. Desde ese momento algo extraño pasa en la vida de Evan: su casa se llena de bloques de madera y su barba crece incontrolablemente. Todo se complica cuando un hombre que dice ser Dios le pide que construya un arca para salvarse del diluvio.

En 2003 la película "Como Dios" se convirtió en un éxito. Dirigida por Tom Shadyac y protagonizada por Jim Carrey, contaba la historia de un hombre descontento al que Dios cedía todos sus poderes durante un tiempo. Cuatro años después llega "Sigo como Dios", una secuela inusual que se centra en uno de los personajes secundarios de la primera entrega (el estirado reportero Evan Baxter). La cinta vuelve a contar con la realización de Shadyac, todo un experto en la comedia que dio a conocer a Carrey en "Ace Ventura, un detective diferente" y que hace poco estrenó "Accepted. Admitido". En "Sigo como Dios" el protagonista debe construir un gran arca, lo que supuso un esfuerzo tecnológico para dar vida a algunos animales (otros rodaron en acción real), a la fuerza de las aguas y a un coloso de madera.

Nuestro particular Noé es Steve Carell, un cómico de moda en Estados Unidos gracias a la televisiva "The Office" y a su papel de "Virgen a los 40". Carell repite en el reparto, al igual que Morgan Freeman (Dame 10 razones, Ciudad sin ley), que ya encarnó a Dios en la primera parte. Junto a ellos, la "chica Gilmore" Lauren Graham (Porque lo digo yo) y John Goodman, cuyo último trabajo importante fue en "Beyond the sea".